*Arrancaron el año sin clases y sin dinero

Por: Verónica Ramírez
Tepic, Nayarit.- Lunes 07 de enero del 2019.-
Alumnos y maestros de los 11 CENDIS Paulo Freire en Nayarit arrancan el año sin clases y sin dinero, no hay las condiciones financieras para operar este sistema educativo que deja en la indefensión a más de cuatro mil estudiantes.
Múltiples deudas ahogan las finanzas de estos centros ligados al Partido del Trabajo (PT) que desde el año pasado, no reciben ni un solo peso de la federación por la política implementado en su contra del anterior gobierno federal que se vengó de ellos al dejarlos sin presupuesto para operar en el 2018, por apoyar al hoy Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.
“Una vez que se tomó esa decisión, nos cayó el chahuistle, nos quedamos en cero pesos en el presupuesto de egresos de la federación como se venían etiquetando durante más de 20 años en represalia por ese apoyo”, señaló el Director General de estos centros infantiles en el estado, Jaime Cervantes.
Ese fue el acabose y la crisis alcanzó a los más de 560 trabajadores entre docentes y administrativos a quienes se les adeuda 18 quincenas más las prestaciones de fin de año.
Pero además, creció como bola de nieve, la deuda ante el IMSS, SAT e INFONAVIT que asciende a 12 millones de pesos, a los proveedores otros 4 millones y al gobierno les estado 3.5 millones que les prestó para medio sacar adelante el ciclo escolar.
Si bien esta situación se registra en todos los CENDIS del país, en el estado, la situación llegó al tope, no hay condiciones para operar, informó Jaime Cervantes.
Esta caótica situación ya se veía venir puesto que a finales del año pasado, los 11 Centros suspendieron actividades una semana antes de lo establecido en el calendario escolar, es decir, en lugar de salir de vacaciones el 21 de diciembre, lo hicieron el día 17 del mencionado mes dado a la falta de dinero para funcionar.
Este lunes, las condiciones son igual o peores por lo que no regresaron a clases como el resto de los planteles educativos del estado, los 4 mil alumnos de los CENDIS, hasta que se les garanticen recursos para cubrir los adeudos.
Las maestras y el personal quieren regresar pero sus problemas económicos derivado de la falta de pago, son insostenibles y no les queda otro remedio que suspender labores. Pero además hay incertidumbre porque se desconoce de qué manera se va a solventar el adeudo de la plantilla de trabajadores de todo el 2018.
Ante esta problemática, maestros, directivos y padres de familia sostuvieron un encuentro con el delegado regional de los Programas Sociales, Nayar Mayorquín para que canalice al Ejecutivo Nacional este problema a fin de tener certeza financiera y solventar las deudas que arrastran.
“Solicitamos al gobierno federal sensibilidad para solucionar de forma permanente esta problemática , al estado su apoyo y acompañamiento y a los encargados nacionales para que den parte de los avances en las gestiones sobre la regularización del sistema y la deuda del 2018”, indicó Jaime Cervantes.
La respuesta de Nayar Mayorquín no se hizo esperar al afirmar que se informará a AMLO esta situación a fin de que tome cartas en este asunto porque uno de los rubros fundamentales de este gobierno federal es el apoyo a la educación de los infantes.