*Las estadísticas son contundentes: Fox dejó la Presidencia con 213 tomas clandestinas de gas Lp. y gasolina; Felipe Calderón con 1,635 y Enrique Peña Nieto se voló la barda con 10 mil 363 tomas clandestinas.

Por: Servio Tulio Berumen
Las estadísticas de los últimos 18 años de Petróleos Mexicanos (PEMEX), nos confirman oficialmente que los expresidentes de la república (PRIANISTAS), Vicente Fox Quesada (PAN-2000-2006); Felipe Calderón Hinojoza (PAN-2006-2012) y Enrique Peña Nieto (PRI-2012-2018), son los “Reyes del huachicol” o del robo de combustibles a PEMEX, cuyo daño ocasionado al patrimonio nacional asciende a miles de billones de dólares en los últimos 216 meses de gobiernos panistas y priistas.
De acuerdo a las últimas estadísticas difundidas en la página principal de internet de la Dirección General de Petróleos Mexicanos (PEMEX), y que no veras en ningún otro medio nacional (periódico, radio y televisión), el “huachicoleo” o robo de combustibles –gas y gasolina- tuvo su mayor auge durante los gobiernos presidenciales de Vicente Fox Quesada (PAN), Felipe Calderón Hinojoza (PAN) y Enrique Peña Nieto (PRI).
Según, las estadísticas, el Presidente Vicente Fox Quesada de extracción panista y que gobernó la Presidencia de la República del 2000 al 2006, empezó su administración con 132 tomas clandestinas y cerró con 213.
Después, en medio del escándalo de fraude electoral, llegó a la Presidencia de la República, Felipe Calderón Hinojosa, también de extracción panista, quien gobernó del 2006 al 2012, y según los números empezó con 324 tomas clandestinas y terminó su gobierno con 1, 635 tomas ilegales de gas y gasolina.
Sin embargo, el que de plano no tuvo madre, fue el Presidente Priista, Enrique Peña Nieto, quien gobernó a nuestro país en el período presidencial del 2012 al 2018, tiempo en el que empezó su administración con 2 mil 612 tomas clandestinas y concluyó con 10 mil 363.
Sin lugar a dudas, las estadísticas nos confirman que el sexenio más cínico y ratero de los últimos 18 años, fue precisamente el gobierno priista de Enrique Peña Nieto, donde políticos priistas y panistas pensando que nunca iban a perder la presidencia de la república, se dedicaron como viles “ratas de caño” a “robarse” el gas Lp y la gasolina de los ductos de PEMEX.
Y como siempre sucede con los “rateros”, estos se dejaron llevar por la ambición desmedida, a tal grado que no sólo conectaban cínicamente las mangueras directamente a los tanques de las refinerías de PEMEX, como se descubrió en la refinería de Salamanca, Guanajuato; sino que también estaban utilizando los BUQUES TANQUE de PEMEX para saquear las reservas de petróleo de las mismas instalaciones de Petróleos Mexicanos para vendérselo a los GRINGOS.
Incluso, a tanto llegó la desfachatez de estos tipos, que el Presidente, Peña Nieto, firmó un convenio con las petroleras de Houston, Texas, para que México, ya con López Obrador, en la Presidencia de México, le comprara este mismo petróleo robado de los BUQUES-TANQUE; pero ya refinado en gasolina, que es la que estamos usando los mexicanos hoy en día.
Sin embargo, el “huachicoleo” es solo un juego de niños comparado con los desvíos multimillonarios de dólares que se han venido haciendo desde 1988 hasta la fecha, desde el gobierno de Carlos Salinas de Gortari.
Ya que los grandes “tiburones” del robo de combustibles, Carlos Salinas de Gortari, Pedro Aspe Armella y sus alumnos, Luis Videgaray, Luis Carstens y José Antonio Mead (preparados para la transa y el trinquete en el ITAM), crearon un grupo de empresas filiales a PEMEX en el extranjero, llamadas: “Pemex Mexican International” (PMI), de las cuáles existen 50 subempresas más en torno de cada una de ellas, para lavar el dinero igual y no pueda ser rastreado por la Secretaría de Hacienda ni por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).
Estas empresas extrajeras filiales de PEMEX, son manejadas secretamente por un reducido grupo de gentes allegadas a estos “tiburones”, entre ellos, un sobrino del excandidato presidencial del PRI, José Antonio Mead Kuribreña, los cuáles entre el 2000 y el 2013, enfrentan un faltante de 13 mil millones de dólares por importación de combustible; esto según los últimos documentos descubiertos en fecha reciente por altos funcionarios de PEMEX; cuyo asunto va a “reventar” antes del 21 de marzo, precisamente días antes de que se lleve a cabo la consulta popular para “enjuiciar” a los 5 expresidentes mexicanos, de la república, entre ellos: Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.