* Funcionarios, con lágrimas en los
ojos se despidieron de sus guaruras

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Lunes 21 de enero del 2019.- Regresan los “Poli guaruras” a la dirección de Seguridad Pública de Tepic, poco a poco se reincorporan a las labores de vigilancia en las calles y dejan en la indefensión a los funcionarios públicos quienes los utilizaban como guardaespaldas.
Este fin de semana, regresaron seis “hijos pródigos” a la corporación policiaca, se trata de elementos que durante varios meses prestaron un servicio de acompañamiento a funcionarios, informó el director de Seguridad Pública capitalina, Julio Betancourt.
“Son algunos que estaban en el C4, otros que estaban con algunas personas pero ya voy a disponer de ellos, incluso, el líder del Congreso Polo Domínguez ya manifestó que los va a regresar entre hoy y mañana”.
Reconoció el jefe policiaco que tras el ordenamiento de la instancia estatal, se espera que en los siguientes días, regresen otros 12 policías que aún protegen a servidores públicos.
“Al Presidente no lo podemos dejar descubierto pero a los demás los vamos a requerir”, y si los funcionarios quieren seguridad tendrán que contratar a policías privados porque la orden fue directa, todos los guaruras deben reintegrarse a sus antiguas labores.
Por otro lado, dio a conocer que al menos nueve elementos dieron positivo al examen toxicológico que se practicó a la totalidad de la corporación pero al paso de las horas, cinco de ellos pudieron acreditar el uso de medicamento por prescripción médica.
“A ellos se les justifica, las otras personas están siendo sometidas al Consejo de Honor y Justicia y Servicio Profesional de Carrera porque tienen derecho de audiencia y si demuestran algo, ya ellos determinarán lo conducente”.
En dado caso de que los cuatro Policías no puedan comprobar su “inocencia”, se les otorgará su indemnización pero además, la misma ley les da protección laboral.
Y es que la Ley de Seguridad Pública indica que los “drogadictos” deberán ser enviados a un Centro de Rehabilitación o pueden ir ellos a cualquiera de su preferencia.
En ese lapso, se les realizará un segundo examen “sorpresivo” y si vuelven a dar positivo a cualquier tipo de drogas, de inmediato serán dados de baja de la corporación, finalizó Julio Betancourt.