Por Martín Elías Robles

LAS ESTACIONES DEL AÑO

De repente como que se quieren ir los días friolentos. El sol que empieza a salir continuamente nos indica que pronto estaremos en la antesala de la primavera. Y que bueno, porque en este invierno en verdad que hemos pasado días crudos. Así es la vida, las estaciones del año siempre en su tiempo, aunque ahora algo alteradas por el tema del cambio climático y la manera en que los seres humanos hemos influido para que nuestro mundo vaya dejando de ser lo bien habitable que antes era. Bueno, anda tan mal la cosa con nuestro planeta, que ya hay científicos pensando en que muy pronto deberemos intentar vivir en Marte. Buen viaje, no lo verán mis ojos. Entrando de lleno al comentario de inicio de semana, fíjese usted que la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) ha revelado que nuestra nación está en segundo lugar como uno de los países de más desigualdad, esto en referencia al ingreso promedio de los más ricos y los más pobres; para qué vamos a entrar en detalle con balances y tecnicismos económicos, los mexicanos sabemos muy bien de las diferencias entre las diversidades sociales. Mire usted, seguramente en México tenemos a la familia más pobre del mundo, y a la más rica en la presencia de don Carlos Slim Helú. En este país 50 familias controlan la riqueza nacional, mientras que 50 millones de pobres ven pasar la vida y sus sueños con un mísero salario que si bien les va apenas si les alcanza para una casita y un coche que pagan a crédito durante casi toda su vida. Claro que hay excepciones de “éxito” ahí tiene usted a la clase política, algunos vivales son tan astutos que les alcanza 3 o 6 años en el poder para salir ricos de la administración pública, asegurando el bienestar económico de sus familias. Los mexicanos estamos sometidos por una mafia de personajes políticos, partidos vendedores, y gente de poder acaudalada que controlan todo para sus beneficios personales y de grupo. Por eso y mucho más estamos ocupando el vergonzoso segundo lugar como un país de desigualdad, donde como todo mundo sabe, cada día los pobres son más pobres y los ricos más ricos; bueno, esto parafraseando a doña Chole la doña que vende tamales en la Plaza Antigua. Desde luego que hoy tenemos la esperanza de que todo pueda cambiar con el Presidente Andrés Manuel López Obrador y el nuevo gobierno republicano, quien por cierto estuvo de visita este pasado viernes en Nayarit, ni duda cabe, a Obrador mucha gente lo idolatra y el comentario respecto a él es que por fin tenemos un líder nacional que respeta y tiene seriedad en bien de toda la ciudadanía… CURIOSIDADES LEGISLATIVAS. Por cierto, en el tema de las mujeres, mire usted qué curioso; resulta que en el país de Honduras hace tiempo las diputadas propusieron descanso laboral para mujeres durante el periodo menstrual, sobre todo para aquellas que sufran fuertes dolores menstruales, pidieron que les fuera concedido tres días de descanso. Mi pregunta es, cómo saber cuándo realmente sienten los dolores, o comprobar que están en plena menstruación. Digo, a menos que se les realice una ocultación médica. En fin, las mujeres pueden pedir lo que quieran. Ojalá el parlamento hondureño les haya concedido su petición, tal y como ya ha ocurrido en algunos países de Asía como Corea del Sur y Japón. Aquí en México y Nayarit no he sabido de esta petición tan singular. LAS TANTAS ESTACIONES. Para quienes hemos llegado a la madura edad de los 45 a los 50 años, el 2019 debe ser un número mágico, pues echando un vistazo a los primeros años de vida, a la adolescencia, a los estridentes primeros tiempos de la juventud, pensar en lo lejano que veíamos el 2019 con todo lo que implicaba; los sueños, las esperanzas, los logros, y el mantener una vida plena, la verdad tal vez es momento de agradecer a Dios por permitirnos continuar en este mundo impredecible que todos los días se transforma de manera muy vertiginosa. Ahora sí, como decía mi tío Eustaquio, de aquí para adelante lo que venga de bueno ya es ganancia. Qué no hemos visto, vivido y soñado en esta vida… DINERO TU NO ERES TRAICIONERO. Qué bonito es el dinero, y si es bien habido pues mucho mejor. Dice mi vecino Prudencio que el dinero calma los dolores de cabeza, alivia las tristezas y atrae a muchos amigos. Luego, leí por ahí en un viejo libro, que el dinero no es traicionero, que es la llave al mundo de la buena vida y a las fantasías, yo agregaría que también es el pase a la soberbia y las barbaridades cuando cae en manos de personas insensatas y vanidosas. Claro está que tener dinero no es nada malo, ni un pecado, hay mucha gente adinerada que es honorable y digna de apreciar; como la gente noble que se ha vuelto millonaria con el sudor de su frente, o los que pertenecen a familias adineradas de abolengo que han tenido la fortuna de recibir una herencia. La suerte de cada quien.

robleslaopinion@hotmail.com