El mariscal de campo de los New England Patriots, Tom Brady, cumplirá 42 años en agosto, y la temporada 2019 marca el final de su contrato. Robert Kraft indicó el miércoles que no tendría reserva alguna sobre extender el pacto con Brady, quien busca llegar a la meta de jugar a sus 45.

“Piénselo: los últimos tres años hemos sido privilegiados por ir al Super Bowl con el mariscal de campo en su lugar. Estaría algo sorprendido si no continuase por algún tiempo como nuestro mariscal de campo”, dijo Kraft luego de atender la conferencia de prensa del comisionado de la NFL Roger Goodell, previa al Super Bowl LIII.

Una extensión para Brady es alta prioridad para el club en la pretemporada. Tradicionalmente las partes han logrado un acuerdo con dos años aún de contrato, lo que podría añadir algo de urgencia a esta negociación.

Están presupuestados 27 millones del tope salarial para Brady este 2019. Es una cifra alta que podría ser reducida, permitiendo al equipo mayor flexibilidad para firmar a otros jugadores mientras que a la vez se le da a Brady más dinero por un bono o garantías por años futuros.

De acuerdo al Elias Sports Bureau, Brady se convertirá en 2019 se convertirá en el cuarto jugador en pasar al menos 20 temporadas en el mismo equipo de la NFL. Se unirá a Jason Hanson (21 temporadas con los Lions), Darrel Green (20 con los Redskins) y Jackie Slater (20 con los Rams) en esa lista.

Se le preguntó sobre lo que Brady significa para la franquicia y Kraft dijo: “Teniendo al entrenador en jefe (Bill Belichick), hemos tenido y tenemos a Tom, hay una simetría única, y una química. Eso impregna a todo el equipo. Yo creo que somos muy afortunados”.