a empresa de Cupertino tomó la misma medida impuesta a Facebook, pero ahora contra Google, dejando en claro que las reglas deben respetarse.

Después de que Apple bloqueara a Facebook sus certificados de desarrollador para ejecutar aplicaciones internas corporativas en iOS, la empresa de Cpertino ha hecho exactamente lo mismo con Google, pues justamente después de revelar la información sobre Facebook Research, que fue el VPN con el que Facebook logró brincar la política de privacidad de la App Store para así espiar a los usuarios de iOS a través de las apps internas, TechCrunch reveló que Google había hecho lo mismo con una app llamada Screenwise Meter, y el resultado ha sido el mismo que con Facebook.

Así es, Apple también ha bloqueado los certificados de desarrollador para ejecutar aplicaciones internas en iOS, por lo que según menciona The Verge, las versiones anteriores de Google Maps, Hangouts, Gmail y otras aplicaciones beta de prelanzamiento han dejado de funcionar, así como las aplicaciones exclusivas para empleados, como la app Gbus para transporte y la aplicación de café interna de Google.

Estamos trabajando con Apple para arreglar una interrupción temporal de algunas de nuestras aplicaciones corporativas de iOS, que esperamos se resuelva pronto”
Y es que al igual que Facebook, Google está tratando con Apple para intentar que la empresa de Cupertino vuelva a permitirle ejecutar las aplicaciones internas en iOS, sin embargo, Apple todavía no da una postura sobre lo sucedido, como sí hizo con Facebook.

La aplicación privada de Google fue diseñada para monitorear cómo las personas usan sus iPhone, y se ejecutaba a través de las apps internas de iOS para así brincarse la política de privacidad de la App Store.
es que Apple mencionó que todos los desarrolladores que usaran las apps internas de iOS que solo se pueden usar para clientes empresariales, como una forma de brincarse la política de privacidad de la App Store, o bien, las distribuyeran entre consumidores, entonces perderían dichos certificados, como ya fue el caso de Facebook y Google.