NAYAR MAYORQUÍN, UN SOLDADO DE LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

Como parte de nuestra agenda de conversaciones semanales con políticos y funcionarios Nayaritas, el día de ayer, nuestro grupo de columnistas nos reunimos con uno de los funcionarios emblemáticos de la cuarta transformación, un joven que se ha distinguido por estar siempre del lado de MORENA y del lado de AMLO, en las verdes y ahora en las maduras también. Ese soldado de la cuarta transformación en Nayarit es nada más y nada menos que el buen amigo Nayar Mayorquín.
Muchos teníamos la percepción de que Nayar era un joven talentoso, inteligente, pero con algo de juventud con ciertos aires de soberbia y prepotencia que le impedía conseguir mayor respaldo social en torno a sus gestiones y posicionamientos políticos. Ayer esa percepción cambió. Vimos un Nayar maduro, prudente, firme en sus posturas y plenamente congruente con los planteamientos del presidente de México.
Una de las preguntas que le hicimos a Nayar fue que si andaba en busca de la gubernatura. Esa es la misma pregunta que le hicimos en su momento a Polo Domínguez, sólo que mi “agradecido y leal” amigo Polito Domínguez, se fue de bruces en su respuesta y abiertamente dijo que sí, que sí andaba en la búsqueda de la gubernatura. Ante esa respuesta, Polito Domínguez, por supuesto, mostró no solamente voracidad y ambición política desmedida puesto que, aun sin tener buenas cartas de presentación por ser un político chafa, inútil, anodino, acusado de corrupción entre otras cosas, se atreve a sacar la cabeza tempraneramente para que se la llenen de bazofia, lo cual demuestra que es un político inmaduro a pesar de haber transitado por varios puestos de representación popular en los que ha sido un soberano desastre.
En contrapartida, y a diferencia de mi “agradecido y leal” amigo Polito Domínguez, Nayar Mayorquín fue tajante al responder: “¡No, a mi que me den por muerto!. Yo estoy dedicado a trabajar para sacar adelante la cuarta transformación, para impulsar este país y para sacar adelante a Nayarit. Tengo la responsabilidad de llevar adelante todos los programas sociales del presidente AMLO en Nayarit y en eso estoy al cien por ciento, no le hago a la futurología ni alimento voraces expectativas políticas”. ¡¡Cuánta diferencia con Polito Domínguez!
Uno de sus comentarios en dicha conversación, muy interesante, por cierto, es acerca de aquella percepción que tenemos los ciudadanos respecto de los conflictos internos que hay entre varios que se dicen MORENISTAS que andan de la greña haciéndole precisamente a la futurología. Con mucha prudencia política Nayar se dijo respetuoso de las actividades políticas de cada uno y, si hubiera algunos que andan en la lucha por tener el respaldo de MORENA para ser el candidato a la gubernatura es que entonces no han entendido lo que el presidente AMLO quiere y no han entendido que lo que México y nuestro estado necesita es sumar esfuerzos. Entre sus afirmaciones se nota pues que, Nayar Mayorquín está plenamente metido en su trabajo, en la alta responsabilidad que le han conferido y no se calienta con ambiciones políticas.
Otro de los temas interesantes que planteó es el que anda en boga. Es el tema de las estancias infantiles. Nos señaló que, en el país, la inmensa mayoría de les estancias infantiles eran negocio de políticos y funcionarios y que, en muchos casos, estaban infladas las listas de infantes que se suponían atendían cada estancia infantil y con eso recibían recursos federales que se iban a bolsillos particulares. Para el caso Nayarit hay 240 estancias infantiles de las cuales, según palabras del propio Nayar Mayorquín, sólo cien están trabajando adecuadamente, entendiendo por ello que se ajustan perfectamente a las reglas de operación del programa. Nos dijo que ellos ya tienen bien mapeado en Nayarit el tema de las estancias y que, dependiendo de las definiciones nacionales, el apoyo a los infantes se va a sostener.
En cuanto a la lucha por ocupar algunos espacios dentro de lo que eran las delegaciones federales señaló que en efecto hay algunos personajes que andan en la búsqueda de posiciones de poder con miras al 2021, pero que, hasta este momento, no hay nadie asegurado pero que, lo que si es cierto es que el arquitecto Peraza como delegado de manera directa del propio presidente AMLO, tiene una influencia determinante en esas decisiones al grado tal que no ha cedido a unas presiones de algunos de personajes políticos que han pretendido poner algunas personas en varias posiciones.
En resumen, en Nayar Mayorquín AMLO tiene un soldado leal, firme y congruente con la cuarta transformación nacional. Nayar será uno de los personajes que, sin duda, dará mucho de qué hablar y que, también sin duda alguna, los que ya andan desatados como locos en la búsqueda por la gubernatura, no tardarán en golpearlo políticamente pues, en su enfermedad mental de seguir en el pandero político, esos políticos enfermos de poder verán moros con tranchete en todos lados.
PD. Una de las colaboradoras de Nayar, nos comentó que, para ayudar en la lucha contra la corrupción en Nayarit, las denuncias las pusiéramos en las instancias federales para que, en congruencia con los planteamientos de AMLO, ellos actuarían en Nayarit. Corruptos, pongan sus barbas a remojar.