ASÍ SOMOS LOS MEXICANOS

Qué tal, amigo lector; buenos y refrescantes días, de repente parece que seguimos en diciembre con estos fríos que calan hasta los huesos. Hoy es sábado 23 de febrero. Entrando en tema; siempre se ha dicho que los mexicanos tenemos muchos problemas para acatar los compromisos laborales, y la puntualidad; que un buen porcentaje de ciudadanos siempre estamos buscando la manera de no ir a trabajar, que hay empresas en este país donde realmente sufren por el ausentismo de sus empleados, tal vez haya razón, pero también hay casos excepcionales de plena responsabilidad. Mire usted, amable lector; mi padre que en paz descanse, fue un hombre muy comprometido con su trabajo, jamás faltó a impartir clases en la escuela secundaria donde laboraba, durante treinta años  nunca llegó tarde y era de los que acudía gustoso a cumplir con su deber, claro, dicen que este hábito del cumplimiento es algo que se forja desde la niñez. Pero, ciertamente, en honor a la verdad, esta famita de marrulleros laborales la tenemos muy bien ganada los mexicanos. Ahí tiene por ejemplo el tema de la puntualidad, otro de nuestros arraigados errorcitos que parece ser parte inherente de la colectividad; esta irresponsabilidad se da lo mismo en un evento oficial, que en una reunión particular, o en un compromiso social, causando el atraso del inicio formal en la celebración programada, algo a lo que todo mundo estamos acostumbrados; “citaron a las diez pero ya sabemos que empieza a las once, si bien nos va” comenta la gente por ahí. Así de sencillo pretextamos la impuntualidad, que irónicamente aderezamos con el clásico “tarde pero sin sueño” excusando a quienes nos han hecho esperar. En otra columna le contaré de nuestras virtudes que son muchas, para que luego no se diga que sólo ventilamos lo malo de nuestra identidad como mexicanos… LA DESCONFIANZA. No cabe duda que al paso de los años los seres humanos nos hemos vuelto desconfiados, al grado de no poder distinguir en algunas personas cuando su afable saludo y sus atenciones son sinceros, hay una extraña sicosis que se nos ha vuelto sombra, un inadmisible comportamiento que nos limita en la franca convivencia con los demás ciudadanos. Ciertamente la falta de confianza puede ser el resultado de malas experiencias, de desencantos, de humillaciones, o simplemente de haber tenido la mala suerte de encontrarnos con las personas equivocadas en la vida. Pero no toda la gente que se nos acerca lo hace para, como se dice coloquialmente nada más fregarnos;  claro que no, existen en este mundo millones de personas nobles a las que un saludo, un abrazo o una sonrisa les hace más feliz que cualquier otra cosa; eso es lo que a veces nos piden, algo que no tiene más costo que la amabilidad de nuestra parte. Estoy de acuerdo en lo que escribió el gran Amado Nervo, sobre aquello de que todo hombre que te busca de seguro ha de pedirte algo; en su “Dar” expresó: “Todo hombre que te busca  va a pedirte algo: el rico aburrido, la amenidad de tu conversación; el pobre, tu dinero, el triste un consuelo, el débil, un impulso, el que lucha, una ayuda moral”. Y el gran poeta remata con aquello de “En verdad os digo que más vale dar que recibir”. Esas eran genialidades en prosa, pensamientos positivos del siglo antepasado, cuando la gente vivía con los valores humanos a flor de piel; hoy no, como le digo, para nuestra desgracia nos hemos vuelto desconfiados hasta de nosotros mismos, al grado de confundir la cortesía con un intento de abuso de la amistad, y el saludo con el oportunismo social.  Así, créamelo, no se puede vivir en sana paz… REGRESAN LOS DIPUTADOS A LA TALACHA. El pasado lunes, en el edificio que está en la esquina de las avenidas México y Allende de esta ciudad de Tepic, en la llamada casa del pueblo, las diputadas y diputados que conforman la Trigésima Segunda Legislatura al Congreso del Estado de Nayarit, dieron inicio con el Segundo Periodo Ordinario de Sesiones del Segundo Año de Ejercicio Constitucional. Seguramente la agenda legislativa para este periodo vendrá cargada de iniciativas importantes, de proyectos de ley que beneficien a la ciudadanía, algo que es esperado con interés, pero sobre todo se tiene la confianza en que los diputados habrán de trabajar para consolidar el desarrollo de Nayarit, para la seguridad y el bienestar de la tierra Cora. Ya se contempla ocuparse en Nuevas Leyes de Planeación y Movilidad, Reingeniería Administrativa del Poder Ejecutivo, Ley de Remuneraciones, reforma a la Ley Orgánica de la Fiscalía General sobre las fiscalías especializadas y al Tribunal de Justicia Administrativa, y terminación de los juicios políticos. Bien por los diputados que abrazan el compromiso legislativo con seriedad y respeto…EL ESCÁNDALO. La próxima semana se avecinan grandes acontecimientos en el entorno político de la tierra Cora, sobre todo con lo que tiene que ver con cuestiones de ex funcionarios que han sido acusados de corrupción, a los que al parecer les ha llegado el brazo ejecutor de la justicia. Hasta pronto. robleslaopinion@hotmail.com