A López Obrador no le será fácil barrer con la corrupción; práctica que ha permeado a los gobiernos federal, estatales, municipales, y a la misma sociedad a lo largo y ancho de la República mexicana. Los sindicatos, universidades y todas las demás instituciones siguieron el mismo derrotero de las prácticas corruptas. Dichas prácticas son una forma de vida que cundió al seno de las familias, como si fuera parte de su cultura; cultura del robo y la rapiña. El enriquecimiento y la vida fácil arrasó con los valores de las familias; como si fuera una enfermedad, muchas familias humildes prefirieron amasar fortuna viniera de donde viniera. Tales son los casos de las familias de los gobernantes y de sus funcionarios.
No es necesario aludir a los casos: Odebrecht, a la Estafa Maestra, al Nuevo Aeropuerto de Texcoco o al Desfalco Profundo para dar ejemplos de corrupción. En nuestro estado conocimos familias de reputación intachable; pero que, sus hijos incursionaron en la política adquiriendo puestos públicos y; como por arte de magia empezaron a comprar propiedades de todo tipo. Algunos hasta pusieron sus propias empresas. Era tanta la bonanza del hijo funcionario, que podía regalar a sus padres de origen humilde, casas y vehículos de un lujo extraordinario. Pero ahora esos padres justifican al hijo afortunado; la riqueza obtenida ha sido por su inteligencia y su arduo trabajo. El dinero hace que los padres (alcahuetes) vean a los hijos como superdotados genios, acuñadores de dinero. Eso ha sucedido con las familias de Raymundo García Chávez (a’ Mundito), del ‘Toro González’, de Carlos Saldate, de Roberto Sandoval, de Gianni Ramírez y; de otros muchos.
Las prácticas corruptas de la política siguen en curso; los tratos entre el gobernante que se va y el que se queda; entre líderes de partidos con los candidatos que obtuvieron puesto y; que, por lo general, siempre están al servicio del gobernante en turno. Eso sucede actualmente con el compromiso entre Gloria Núñez y el gobernador nayarita; donde, cualquier pecado, por grande que sea, es redimido fácilmente si existe un compromiso. ¿Por qué regresó Gloria Núñez a la alcaldía de Compostela si ya había tomado protesta como senadora? ¿No es redituable ser senadora ahora que Andrés Manuel les puso el ‘maiz’ a 20 en sus salarios? ¿Regresó a cuidarle los intereses en ese municipio a la familia Echevarría? Pero no… parece que Gloria Núñez aprendió muy bien las técnicas de corrupción que le enseñó Héctor López Santiago. Señora de cuño priísta; luego panista; hoy, Toñista; y dice la gente que anda haciendo solicitud para entrar de morenista. Por lo visto, la corrupción también tiene versatilidad.
El empleo de ministerios públicos y fiscales para acusar y, de jueces y magistrados para juzgar; todos al servicio de un poder, el que todo lo corrompe con dinero. Las prácticas de credencialización a los ganaderos de un día para otro por la Dirección Ganadera del Estado y, la compra de votos en los municipios nayaritas de Tecuala, Santiago y Acaponeta, es una muestra de que al grupo de Toño Echevarría García no le importa emplear la fuerza del Estado para su beneficio, cometiendo delitos electorales en compañía de su partido, el PAN; en alianza con PRD y MC. Desde ahora están haciendo los amarres y preparándose para el 2021; por eso la importancia de imponer a los presidentes de las Ganaderas Locales más grandes.
El gobernante nayarita, por andar preparando el terreno para las próximas elecciones, deja de lado la seguridad de los ciudadanos; pues a diario hay ejecuciones y levantones. La Fiscalía, a cargo de Don Petronilo, poco ha hecho. Dicen los entendidos que Don Petro ha funcionado como lo hace un caporal para el hacendado. Me gustaría saber… ¿Qué pasó con los FIAT notariales de Veytia, Pepe Espinosa, Roy Rubio y, de ‘Mundito? Los negocios y propiedades despojados por estos rufianes siguen funcionando; siendo explotados por ellos mismos o sus familias. Y si miramos esto, podemos pensar que hubo tratos entre el anterior con el sucesor. No obstante, Toño Echevarría dice ser ferviente adorador del Peje, de Manuel Peraza Segovia (el super delegado de Nayarit). Eso es en la palabra; en los hechos, sigue rumiando y preparando la contienda del 2021. Sus compromisos y alianzas están muy marcados.
Y después cuando se deja el cargo; perduran los compromisos de impunidad; el principal aliado de las partes, sigue siendo el dinero y el poder y, por ambos, se pueden cometer los peores excesos. Qué bueno que la extinción de dominio, ahora es un hecho. Veremos si como roncan duermen, esos que se cubren con piel de oveja.