“GORILAS” DEL ESTADO SECUESTRAN A GANADEROS DE NAYARIT

Por tercera ocasión los ganaderos de Nayarit tomaron el edificio de la casa del Ganadero Regional de Nayarit; que se ubica en la Av. Independencia de la colonia Los Llanitos de Tepic. Hartos los ganaderos de los malos tratos y prepotencia del señor de las vacas tuberculosas, Héctor Romero González, decidieron por tercera ocasión, tomar la casa del ganadero. Pero no contaban con el síndrome de Toño Echevarría, de sentirse señor hacendado de la época de 1905; cuando los hacendados consideraban que la vida de los campesinos les correspondía por derecho de posesión. Hoy, Toñito Junior emprende acciones brutales utilizando la fuerza del Estado para reprimir a todo el que se opone a sus pretensiones. En esta ocasión, los ganaderos y ciudadanos de Nayarit sufren las consecuencias. La fabricación de delitos está a la orden del día, como en los casos del profesor Eliud Flores Rentería, de Bernardo Arvizu Martínez y de Francisco Javier Mayorga Martínez, a quienes el sábado 6 de abril de 2019 sacaron a rastras de la Casa del Ganadero.
Ese día, como a las 11 de la mañana, los gorilas de la Fiscalía y de la Secretaría de Seguridad Pública vestidos algunos de civiles, por órdenes del gobernador panista, Antonio Echevarría García, con cizallas trozaron las cadenas de las puertas del edificio de la Ganadera Regional de Nayarit y con lujo de violencia se llevaron a cinco ganaderos. A dos de ellos todavía no les habían fabricado delito; por lo cual, permanecen en los separos de la Fiscalía; a los otros tres (Eliud, Bernardo y Francisco) ya fueron remitidos a prisión preventiva por la fabricación de delitos de despojo y sus consabidas Órdenes de Aprehensión hechas en el mismo día y ejecutadas al momento. La justicia rápida y expedita sesgada hacia los ganaderos; los que pedían justicia y buen trato a los ganaderos, pero que se toparon con los intereses de Héctor Romero González y de su compadre el gobernador de Nayarit, hoy pagan las consecuencias de enfrentarse contra un gobierno corrupto.
“Nayarit no es tierra fértil para la delincuencia”, era la frase preferida del Diablo Veytia, pero él era jefe de la delincuencia institucionalizada del gobierno de Roberto Sandoval Castañeda. Hoy, los comandantes de Veytia siguen gozando de impunidad y los funcionarios del señor de los caballos y el sombrero disfrutando de todo lo que robaron. Esa mafia robó, despojó y asesinó a ciudadanos del estado; sin embargo, el brazo de la justicia no los alcanza porque son delitos mayores y; en este gobierno del panista Antonio Echevarría García, la justicia se reparte deliberadamente. Principalmente para los delitos menores y para los fabricados. Ya es del dominio público que el Fiscal, Petronilo Díaz Ponce Medrano retiene expedientes de delincuentes, de los integrados por la Comisión de la Verdad y la Justicia; pero es muy rápido y eficaz liberando órdenes de aprehensión en contra de quienes le indica su patrón, el charrito del Quevedeño. En esta ocasión se satisface el capricho de Romero González, de acusar de robo y despojo a los líderes ganaderos que pugnaban por su salida, sin fundamentos, pero con el apoyo del fiscal y de su compadre Toño; lo blanco, fácilmente pude teñirse de negro en el gobierno mal llamado “del cambio”,
A casi dos años de este gobierno panista, la gente ha comprobado su ineficacia para dar seguridad a los ciudadanos, pues diariamente suceden levantados y ejecutados. El hostigamiento a los alcaldes municipales que no le son afines (Compostela y San Blas) y; el sostenimiento en puestos del gobierno a sus compadres, familiares y amigos, aunque sean rechazados por los pobladores. Como en esta ocasión ocurre en contra de la mayoría de los ganaderos, al sostener de presidente de la Unión Ganadera Regional de Nayarit a Héctor Romero González, cuando ya desde el mes de diciembre se le había pedido al Señor Gobernador, que sacara las manos del conflicto ganadero. En las redes sociales circulan videos que dan cuenta de la prepotencia de los gorilas del Estado allanando el edificio de la Ganadera, metiéndose con lujo de violencia y secuestrando a cinco personas del grupo de los ganaderos.
A como están las cosas en el país… ¿Sabrá Romero González que le está haciendo un flaco favor a su compadre, el gobernador? Pero si Romero Gonzáles no lo sabe, los asesores del señor hacendado debieran advertirle que está jugando con fuego. Le quedan dos años a este gobierno del cambio hacia atrás y, si los ciudadanos se proponen lanzar una encuesta en 2020 para que se quede o se vaya… ni el dinero público o el privado lo podrán salvar de sus tonterías y prepotencia. Muchos ganaderos nayaritas pugnan por constituirse en ganaderas independientes por la persecución institucionalizada de los compadres del gobernador y, a como están las cosas, la Ganadera Regional de Nayarit pronto será, sólo un cascarón. A eso está orillando la persecución, prepotencia y corrupción del gobierno panista. Por último, los ganaderos de Nayarit harán llegar su inconformidad al presidente Andrés Manuel López Obrador; darle cuenta del hostigamiento del que han sido objeto y el secuestro que hicieron de ellos al sacarlos de su propia Casa del Ganadero. Las evidencias circulan en redes sociales, con escritos, fotografías y videos. A los ojos de AMLO…
¿Seguirá saliéndose con la suya el hacendado del Quevedeño?