• Pero solo lo harán hasta que la comunidad internacional determine a qué gobierno reconoce en el país sudamericano

Por: La Redacción

Viernes 12 de abril de 2019. Washington. Estados Unidos y varios países, entre ellos México, debatieron este jueves en Washington planes para dar apoyo financiero a Venezuela ante el colapso de su economía, indicó este jueves el secretario estadunidense del Tesoro, Steven Mnuchin, al tiempo que los jefes del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, y del Banco Mundial (BM), David Malpass, dijeron estar listos para ayudar a la república bolivariana, pero hasta que los miembros de ambos organismos decidan a qué gobierno reconocen en Caracas.
Mnuchin dijo que recibió a ministros de Finanzas de 19 países para discutir la grave situación económica y humanitaria de Venezuela.
Este es el quinto encuentro que realiza Mnuchin para analizar la economía venezolana, pero se trata de la primera reunión desde que el jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se proclamó presidente encargado, logrando el reconocimiento de 50 países.
Los ministros de Finanzas también examinaron la participación de los miembros del régimen de Nicolás Maduro en la desviación de fondos del programa de alimentos subsidiados, y el uso de la minería ilegal de oro para ayudar al gobernante a mantenerse en el poder, explicó Mnuchin.
Hoy, los ministros revisaron los pasos que se han dado desde enero para aumentar la presión financiera sobre el régimen de Maduro y apoyar a la Asamblea Nacional y al presidente interino, añadió.
Mnuchin detalló que en la cita participaron funcionarios de Alemania, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Francia, Guatemala, Guyana, Italia, Japón, México, Panamá, Portugal, Perú y Reino Unido. Algunos de esos países, como México e Italia, no han reconocido a Guaidó.
En la reunión también estuvo presente Ricardo Hausmann, coordinador de asesores económicos de Guaidó, quien expuso los planes del líder opositor para erradicar la corrupción pública y estimular el crecimiento económico, según el Departamento del Tesoro.
Hausmann se convirtió el mes pasado en el representante de Venezuela ante el Banco Interamericano de Desarrollo, primera institución multilateral que reconoce a un enviado de Guaidó.
Mnuchin agregó que los ministros también acordaron apoyar un compromiso sólido de las instituciones financieras internacionales para ayudar al gobierno de Guaidó a prepararse para nuevos comicios.
Malpass, del BM, declaró que la institución se involucrará en Venezuela cuando evolucione la situación, pero lo que ocurre ahí aún es muy preocupante.
Lagarde, del FMI, detalló en otra rueda de prensa que el organismo ha hecho todo el trabajo preparatorio que hemos podido, estudiando la información disponible, para estar preparados y actuar lo más pronto posible.
El FMI proyectó esta semana que la economía venezolana se contraerá 25 por ciento este año.
Pero ningún organismo financiero podrá actuar sin decidir antes quién gobierna de manera legítima Venezuela.
En Washington, el senador Rick Scott declaró: queda una sola opción para llevar ayuda al pueblo de Venezuela, y es algo de lo que nadie quiere hablar. Tendremos que considerar el uso de los activos militares para hacerla llegar.
La agencia de noticias Reuters reportó que la petrolera estatal de Venezuela PDVSA envió un millón de barriles de petróleo a Cuba, días después de que Estados Unidos impuso nuevas sanciones a un grupo de embarcaciones y empresas que participan en las exportaciones a la isla, de acuerdo con un documento de PDVSA y datos de seguimiento de tanqueros.
Jorge Rodríguez, ministro venezolano de Información, dio a conocer que se detectó la existencia de un grupo terrorista, presuntamente encabezado por el líder opositor Leopoldo López, quien cumple una condena de casi 14 años de prisión.