Sospechan que los despidieron para acomodar a incondicionales del actual gobierno

Por: Verónica Ramírez
Tepic, Nayarit.- Jueves 24 de mayo del 2018.- Corren a 400 trabajadores de la Secretaría de Salud de Nayarit y de inmediato, los suplentes de la dependencia piden mano para que estas bases se otorguen a quienes tienen varios años firmando contrato.
Los suplentes temen que las bases se utilicen para “acomodar” a la gente que anduvo en campaña del actual gobierno y los dejen fuera de la jugada.
Como reguero de pólvora corrió el rumor en Salud de que los carga maletas, amantes y achichincles que recibieron una base de “regalo” por barberos al cártel de la gente fueron echados de patitas en la calle.
De inmediato, los trabajadores suplentes con más de diez años de laborar en el sector salud, emprendieron la lucha para que estas bases les sean entregadas. Pero mientras son peras o manzanas, los mandaron llamar para otorgarles contratos.
Julia Bizarrón Ramírez, suplente del área de Salud hospital, indicó que hay total confusión e incertidumbre porque si las bases estarán “libres” para qué les dan contrato. Y es que en esta semana, oficina central de la Secretaría de Salud pidió papelería a los suplentes para nuevas contrataciones.
Sin embargo, ignoran en qué condiciones vienen esos contratos, no han leído ningún machote, desconocen qué es lo que traen, el número y por cuánto tiempo.
“Lo que sí sabemos es que se retiraron más de 400 bases y queremos platicar con las personas de gobierno para que nos la den a nosotros, al personal que lo merece, que no estén metiendo gente que va de su casa, como siempre ha pasado”.
Reiteró Bizarrón Ramírez que dichas bases son las que de manera irregular entraron a la Secretaría y las van a “pelear” para hasta que se les haga justicia.
Actualmente en todo el estado existen 500 suplentes pero eran más. Muchos optaron por buscar trabajo en otro lado porque además de no tener certeza laboral, encima no les pagaban puntualmente, debido a que las quincenas llegan atrasadas.
Encima de todo, a los suplentes les jugaron el dedo en la boca porque al inicio de esta administración, tras varias movilizaciones, les subieron el sueldo a 150 o160 pesos diarios. Pero hace tres meses, de golpe y porrazo, les llegó el pago de cien pesos menos impuestos, es decir, neto perciben al día, 80 pesos.
Desesperanzados, se conforman con un contrato mientras les llega la base, porque lo importante es que se formalice la personalidad del trabajador en la Secretaría de Salud,
“No es posible que te hagas vieja ahí, que tengas 3, 5, 10 o 13 años de suplente con derecho a nada”, concluyó Julia Bizarrón.