*Comienza la identificación de cuerpos

Por: Mildra Benítez Robledo

Tepic, Nayarit; Miércoles 17 de Enero de 2018.- Tras los hallazgos realizados en un predio de Pantanal, municipio de Xalisco, en donde se encontraron 4 fosas clandestinas con 33 cuerpos, este miércoles al medios día, el Fiscal General, Petronilo Díaz, en conferencia de prensa, señaló que el próximo lunes acudirán las familiares de las personas desaparecidas a esta instancia, para comenzar con la recolección de muestras de ADN que permitan la identificación de los restos, que tienen al menos 6 meses.
Cabe señalar que durante esta administración, van 5 fosos descubiertas, esto gracias a la denuncia anónima. La primera fue a finales de año pasado en el municipio de San Blas, en donde se hallaron 9 cuerpos, todos del sexo masculino, más los 33 actuales, de los que, al parecer tres son mujeres, dando un total de 44.
El funcionario explicó que las denuncias por reporte de desaparecidos son 173, de las que 94 están pendientes por localizar, 63 se han encontrado con vida y 16 localizadas sin vida, sin contar los últimos fallecidos, quienes solo fueron aventados a los pozos que contaban con una profundidad entre 1.40 y 1. 70 metros, en donde se encontraron también tres casquillos, sin embargo no saben si alguno de los secuestrados, fueron ejecutados ahí mismo.
A raíz de la descomposición que presentan los cuerpos, indicó que estos no están completos, por lo tanto y aun cuando la capacidad del SEMEFO está para resguardar en los congeladores, 27, al ser restos, en los contenedores, están depositando hasta 4, así que de haber estados completos, no hubieran tenido espacio, para todos.
El servidor público, hizo un llamado a las dependencias federales en materia de seguridad, para que se inmiscuya en el esclarecimiento de estos hechos, así como en el combate contra la delincuencia, aclarando que es indispensable el apoyo que les puedan dar.
Para concluir, Petronilo Díaz Ponce, añadió que están siguiendo el procedimiento respectivo, para la extracción y la identificación de los cuerpos, cuyo objetivo es impedir que se dañen y que no se pueda saber quién fue en vida.