El director de cine es homenajeado anoche en una gala benéfica, en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, por sus contribuciones al cine, así como a la restauración y preservación de filmes

NUEVA YORK.

Muchos niños crecieron con superhéroes adornando sus paredes, en cambio Jonah Hill creció con una foto de Martin Scorsese.

El actor contó esta anécdota en una gala benéfica llena de famosos anoche en el Museo de Arte Moderno (MoMA) en la que se rindió homenaje al director por sus contribuciones al cine, así como a la restauración y preservación de filmes.

Quizá usted ni siquiera entiende qué tan seguido su simple imagen crea a diario jóvenes que quieren ser cineastas”, dijo Hill, quien trabajó con Scorsese en ‘The Wolf of Wall Street’ y acaba de estrenar su debut como director ‘Mid90s’, el mes pasado.

Hill agregó: “Me parece que es lo más increíble que hay en el mundo. Gracias por existir, porque estoy aquí por lo que usted hizo lo que hizo”.

Entre los otros oradores de la gala benéfica anual del MoMA, que recauda fondos para ingresar grandes obras cinematográficas a la colección del museo, se encontraban Leonardo DiCaprio y Robert De Niro, dos de los actores que han trabajado más con Scorsese.

DICAPRIO, AL MAESTRO CON CARIÑO
DiCaprio, quien ha actuado en cinco películas de Scorsese incluyendo Shutter Island, The Departed y The Wolf of Wall Street, también se remontó a su juventud para describir la influencia que tuvo Scorsese, de 76 años, en él.

Dijo a la audiencia cómo cuando tenía 15 años y comenzaba su camino como actor, su padre lo llevó a un cine para inspiración.

Él señaló a la pantalla cuando comenzaba a proyectarse ‘Goodfellas’, y dijo, ‘Esto es el epítome de la cinematografía moderna'”, recordó DiCaprio. “Esta es una persona con la que quizá tengas la suerte de trabajar un día, y cuando se trata de directores Martin Scorsese es el ejemplo a seguir”.

El actor agregó que desde ese momento, “hice que fuera una de mis metas, lo convertí en una ambición incansable trabajar junto al maestro que estamos celebrando esta noche”. El par está por comenzar su sexta colaboración el thriller Killers of the Flower Moon.

DiCaprio también habló de Scorsese como un maestro de toda la vida, de sus constantes referencias en el plató a otras películas a sus esfuerzos por restaurar y preservar películas viejas con The Film Foundation, la cual estableció en 1990.

“Nadie en la Tierra ha encabezado tan incansablemente la preservación de la historia cinematográfica con tanto compromiso como lo ha hecho Martin Scorsese”, dijo DiCaprio.

PARA DE NIRO ‘MARTY’ ES SU DIOS
De Niro, quien ha hecho nueve largometrajes con Scorsese, incluyendo cintas clásicas como Taxi Driver, Raging Bull (Toro Salvaje) y Goodfellas (Buenos muchachos), habló sobre los años de amistad con el director.

El don de Marty para la amistad está directamente relacionado a sus múltiples talentos para la cinematografía”, dijo el actor. El director “tiene un corazón gigante que entiende y adopta cada personaje que nos ayuda a crear y cada historia que cuenta”.

De Niro también bromeó diciendo que la primera vocación de Scorsese era ser sacerdote.

Mi teoría era que cambió cuando se dio cuenta que ser sacerdote implicaba servir a Dios, pero ser director significa SER dios”, dijo.

Hill también contó cómo Scorsese le dio instrucciones a un actor en The Wolf of Wall Street para que lo golpeara de verdad, porque los golpes actuados se veían falsos.

Hill agregó que adoptó esa técnica para Mid90s, pero al subir al escenario Scorsese le advirtió en broma: “No aconsejaría eso para jóvenes cineastas”.