Por: Mildra Benítez Robledo
Tepic, Nayarit; Jueves 12 de Abril de 2018.- Tras la denuncia interpuesta por parte de la “Comisión de la Verdad” en contra del ex Mandatario, Roberto Sandoval Castañeda por enriquecimiento ilícito, personal de la Fiscalía General de Nayarit, aseguró el rancho “El Sueño”, ubicado en Aután, municipio de San Blas, del cual el ex Gobernador afirmó públicamente ser el propietario y en el que cuentan los lugareños se hacían grandes fiestas en la que la música se escuchaba hasta la madrugada.
Además de dicho rancho de 17 hectáreas, se aseguró un predio más de 58, de este último, confirmó el vocero de la Comisión en cuestión, Rodrigo González Barrios, no tenían idea, sin embargo fueron los mismos abogados de Roberto, los que les cobran millones de pesos por su defensa, quienes presentaron la documentación que lo avala como dueño, por lo que le agradecen la información, pues a raíz de esta se pudo incautar el inmueble, en el que confesó alguna vez que pastoreaba el ganado que tenía en sociedad con el cantante el “Cheque Peña” y Joan Sebastián.
El ex diputado, explicó que el comisariado del pueblo, les comentó que hay otras diez hectáreas en esta misma zona que se menciona, también es del ex Ejecutivo, por lo que posterior a presenciar el aseguramiento, Rodrigo se trasladó al lugar con la finalidad de conocer su ubicación y ver la posibilidad de que también le sea este bien congelado, para evitar que lo venda o realice cualquier acción jurídica.
Tras la investigación que se ha realizado por el grupo, se han detectado al menos 8 ranchos tan solo en Nayarit ubicados en municipios como Acaponeta, San Blas, Bahía de Banderas, Tepic y Xalisco, pero no duda que haya más es por eso que están en contra de que se judicialice el caso, dado que, entre más buscan más encuentran.
Para concluir, González Barrios, añadió que el enriquecimiento de Roberto ha sido la pobreza de los nayaritas, puesto que ahora se sabe a dónde fueron a parar los millones de pesos que iban a la mejora de los hospitales públicos, al igual que las escuelas, mismas que en gran parte están en pésimas condiciones.