* Se dispararon desproporcionadamente los cobros de licencias

Por Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit; Jueves 12 de Abril de 2018.- Siguen las quejas de los comerciantes establecidos ante el incremento del 200 por ciento de las licencias de funcionamiento expedidas por el Ayuntamiento de Tepic correspondientes al presente año.
Pese a que venció el plazo para la renovación del documento, hay apatía de los comerciantes, sobre todo de los establecimientos conocidos como giros negros que tienen que pagar hasta 15 mil pesos por este concepto.
De acuerdo a la autoridad municipal, tras culminar el plazo para el refrendo de las licencias de funcionamiento, únicamente acudió a hacerlo el 38 por ciento de los comercios.
El dirigente de la Canaco Tepic, Ramón Ramos Rodríguez explicó que el organismo instaló módulos para facilitarles el trámite pero al ver los precios exorbitantes, el 90 por ciento de ello, prefirió no hacer el refrendo.
“Son los incrementos y el presidente municipal tiene disposición para platicarlo, llegar a un acuerdo y lograr beneficios reales para los socios”.
Y es que es difícil cubrir el pago porque en algunos casos, el incremento es hasta del 200 por ciento sobre en todo los dictámenes que perjudica al comercio.
“Todo el sector se ve dañado”, si bien, quitaron el concepto de licencia de funcionamiento, el cobro se ejecuta para obtener el tarjetón del giro que cuesta cien pesos más el 12 por ciento de impuesto destinado a la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) que es el cobro inicial pero luego siguen los dictámenes que son bastante elevados.
Además, Ramos Rodríguez dijo que los negocios nuevos que se arriesga a invertir pese a la crisis económica que priva en el estado, deben de pagar además de todo lo anterior, un concepto denominado “anuencia” que cuesta poco más de 7 mil pesos.
“Ya globalizando todo, el precio se fue muy arriba. De hecho hay muchos socios que han llevado sus pagos de años pasado, inclusive, al compararlos es donde observamos esa disparidad de cantidades”.
Ante la inconformidad de los comerciantes establecidos, en breve sostendrá una reunión con el alcalde capitalino, Javier Castellón para tratarle éste y otros temas pendientes. Hay optimismo de poder firmar convenios con el municipio que beneficien a este sector generador de empleos para los capitalinos.
Lamentó Ramón Ramos que los robos a establecimientos comerciales continúan, pero muchos de ellos, no realizan las denuncias correspondientes por lo “tedioso” de hacer una denuncia, se pierde mucho tiempo y los negocios no pueden permanecer cerrados, por eso optan por no denunciarlos.