* Refuerzan los trabajos para concluir en tiempo la zafra de este año

Por Javier Rojo Fregoso

Tepic, Nayarit; Jueves 5 de Abril de 2018.- Los más de ocho mil productores del dulce que existen a todo lo largo y ancho del estado están trabajando a todo vapor con miras a la conclusión de la zafra cañera 20l7-20l8 que cayendo y levantándose pudiera quedar terminada entre los meses de Mayo o junio afirmaron categóricos los lideres cañeros abastecedores del Ingenio de Puga, Olegario Gutiérrez ”Morado” de la CNC y Felipe Valle Guzmán de la CNPR, los que están confiados en tener una zafra cañera superior al Millón Cuatrocientas Cincuenta Mil, toneladas del dulce molidas.
La zafra va sin contratiempos afirmaron categóricos cada uno de los dirigentes cañeros de allá de Puga que traen a sus equipos de trabajo entre los que se hayan los cortadores que llegan por decenas con todo y sus familias de entidades como Jalisco, Michoacán, Guerrero y zacatecas entre otras regiones mas que son las que con su trabajo firme hacen posible que esta zafra quede terminada o termine en los últimos días de Mayo o en los primeros días de Junio venideros y que hay preocupación precisamente porque esta zafra no será tan abundante como la próxima pasada sin embargo y a pesar de las fuertes sequias y heladas que han sufrido los campos cañeros en Nayarit, se tiene esperanzas en que no nos vaya tan mal a los cañeros y logremos cubrir en tiempo y forma los daños ocasionados por estos fenómenos naturales y esperamos que las autoridades federales y del estado se apliquen y apoyen con recursos extraordinarios a los cañeros que no tengan alcances, es decir a aquellas familias que prácticamente salgan a mano o que queden en “buro de crédito” precisamente debido a los adeudos que tienen con los ingenios o con sus propios proveedores y demás.
Los cañeros abastecedores del Molino de Menchaca y que se agrupan en la CNC y CNPR están casi en las mismas condiciones si no es que peor que sus colegas del Ingenio de Puga, dado que los dirigentes del Molino o sea Guadalupe Guzmán y Agustín Galaviz, están muy cuestionados porque dicen sus propios representados que sus dirigentes están entregados en ”cuerpo y alma” a los intereses de los empresarios y se han olvidado de proteger a sus compañeros cañeros, que ya no quieren saber nada de ellos y ya están pidiendo su renuncia por ineptos e irresponsables.