* Además, el presidente electo anunció que se duplicará el salario mínimo y se privilegiará la inversión pública en 44 municipios

Por Arturo Rodríguez García

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, sostuvo un encuentro con los gobernadores de la frontera norte, para acordar una serie de acciones que venía perfilando desde su campaña electoral presidencial.
Se trata de la reducción del Impuesto al Valor Agregado (IVA), en un 8%, que aplicará en una franja de 30 kilómetros desde la línea fronteriza, así como una reducción del Impuesto Sobre la Renta (ISR), de 20%.
Además, el presidente electo anunció que se duplicará el salario mínimo y se privilegiará la inversión pública en 44 municipios correspondientes a las seis entidades fronterizas del norte, cuyos gobernadores corresponden todos a partidos políticos opositores al del presidente electo, tres panistas, dos priístas y un independiente.
De este a oeste, las entidades cuyos gobernadores asistieron al encuentro: Francisco Javier García Cabeza de Vaca (PAN), de Tamaulipas; Jaime Rodríguez Calderón (Independiente), de Nuevo León; Miguel Ángel Riquelme Solís (PRI), de Coahuila; Javier Corral Jurado de Chihuahua por el PAN; la priista Claudia Pavlovich de Sonora y, Francisco Vega (PAN), de Baja California.
El encuentro se celebró alrededor del mediodía en la oficina de transición donde despacha López Obrador. Ahí, los mandatarios refrendaron su apoyo a los proyectos y programas que el tabasqueño planteó desde el 1 de julio, y luego de que al menos dos de ellos, Corral y Rodríguez Calderón, hubieran tenido expresiones de desacuerdo, señaladamente, con la figura de los llamados “superdelegados”.
Fue el propio Corral quien aseguró que no hay diferencias políticas y que, entre órdenes de gobierno, no pueden regatearse apoyos.
Al terminar el encuentro, el chihuahuense informó también que López Obrador les expuso un programa en 15 ciudades del país, cinco de las cuales se ubican en el norte, cinco en torno a la Ciudad de México y cinco más en destinos turísticos de playa, donde se pretende implementar acciones coordinadas en los tres ordenes de gobierno para abatir la pobreza.
Destacó que dicha coordinación será para impulsar proyectos de vivienda, transporte, seguridad, así como de atención a la pobreza y marginación.
De hecho, los mandatarios estatales, se comprometieron a trabajar en un diagnóstico sobre los polígonos de pobreza relacionados con las cinco ciudades fronterizas que atenderá el programa.