* “Hay que reconciliarnos para sacar
adelante a México”, dice el tabasqueño

Por Rosalía Vergara
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El virtual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y su oponente priista en las elecciones del pasado 1 de julio, José Antonio Meade, sellaron una reconciliación política por el bien del país.
En un video de 1:29 minutos, difundido en redes sociales, el tabasqueño sostuvo que invitó a Meade a desayunar a su casa “porque nobleza obliga”.
“José Antonio Meade, el primero de julio, fue de los primeros que me habló para reconocer que habíamos triunfado y desearme que nos fuera bien, porque de esta manera le va a ir bien al país”, señala López Obrador, sentado en un sillón junto al exsecretario de Hacienda y Crédito Público.
Meade, abundó, es “una persona decente, buena, honorable”. Ese es su punto de vista sobre el exfuncionario, dijo, y agregó: “Además tenemos los mexicanos que unirnos todos. Hay que reconciliarnos. Hay que unirnos para sacar adelante a nuestro querido México y llevar a cabo la cuarta transformación de la República”.
El excanciller agradeció la invitación a casa del virtual presidente electo y le reiteró las palabras expresadas el 1 de julio: “Desearle la mejor de las suertes, sabiendo que en su éxito está el éxito del país. Seguro que le irá muy bien. Muchas gracias”, expresó.
Más tarde, alrededor de las 11 horas, López Obrador arribó a sus oficinas de la colonia Roma.