En una nota firmada este domingo por Fabiola Martínez en La Jornada, se refiere que el mandatario mexicano convocó a los titulares de ambos poderes a reunirse con los padres de los jóvenes de la Normal Isidro Burgos cada mes para recibir el informe de la comisión y tomar las decisiones necesarias.

Ciudad de México, 9 de febrero (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a Arturo Zaldívar, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), y a Alejandro Getz Manero, titular de la Fiscalía General de la República (FGR), se incorporaran a los trabajos de la Comisión de la Verdad para el Caso Ayotzinapa y así “romper el pacto de silencio” que ha prevalecido sobre la desaparición de los 43 normalistas en septiembre de 2014, publica hoy La Jornada citando las misivas enviadas al Ministro y al Fiscal.

“Estoy convencido que si nos unimos, lograremos romper el pacto de silencio que ha perdurado por mucho tiempo y esclarecer lo acontecido; no prolongar la impunidad, hacer justicia, y demostrar que somos auténticos representantes de un Estado social y democrático de derecho”, escribió el Presidente en las cartas fechadas el 6 de febrero, en poder del diario.

López Obrador, refiere La Jornada en la nota firmada por Fabiola Martínez, convocó a los titulares de ambos poderes a reunirse con los padres de los jóvenes de la Normal Isidro Burgos cada mes para recibir el informe de la comisión y tomar las decisiones necesarias.

El pasado 7 de febrero, estudiantes de la academia de cuarto año de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa realizaron un volanteo en la autopista del Sol. Foto: Dasaev Téllez Adame, Cuartoscuro

La primera de estas reuniones conjuntas, detalla el medio, se llevaría a cabo el 5 de marzo a las 11 de la mañana en Palacio Nacional.

De acuerdo con La Jornada, los padres de los normalistas desaparecidos recibieron una copia de las cartas enviadas a Gert Manero y Arturo Zaldívar.

La noche del 26 de septiembre de 2014, 43 jóvenes fueron detenidos por policías municipales y entregados a integrantes del cártel Guerreros Unidos, que los asesinaron e incineraron sus restos en un vertedero de basura, según la versión oficial del Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Pero un grupo de expertos nombrado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) investigó el caso y sostuvo la imposibilidad de que los 43 cuerpos fueran quemados en el basurero y desveló que parte de la versión oficial se basaba en testimonios de detenidos torturados.

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador reabrió en diciembre de 2018 el caso y estableció la llamada Comisión Presidencial para la Verdad y Acceso a la Justicia en el caso Ayotzinapa.

Padres y el abogado de los estudiantes de la normal “Isidro Burgos” de Ayotzinapa Guerrero, se reunieron de forma privada con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, en Palacio Nacional. Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro

Además, la Fiscalía General de la República (FGR) creó una unidad especial sobre el tema, lo que ha reavivado la esperanza de los familiares de hallar a los estudiantes.

El pasado 7 de febrero, familiares de las víctimas decidieron organizar una caravana por 16 escuelas normales que existen en el mismo número de estados en este país.

El vocero de los padres de los 43, Felipe de la Cruz, expresó ese día que para saber el paradero de los jóvenes los padres quieren romper el pacto de silencio que hicieron, “tiene que haber detenciones porque si no vamos a seguir en lo mismo y ya no queremos reuniones tras reuniones y que siga la misma información reunión”.

Adelantó que el próximo 5 de marzo se llevará a cabo otra reunión con el Presidente López Obrador en la que esperan que los resultados de los restos que fueron encontrados.