* Debido a que los permisionarios no quieren dar solución al conflicto

Por: Mildra Benítez Robledo

Tepic, Nayarit; Lunes 26 de Febrero de 2018.- Debido a que hasta el momento los permisionarios del Progreso 4, que presta el servicio en la capital nayarita, no quieren reconocer al Sindicato de Trabajadores del Transporte del Estado de Nayarit (SITRATEN) y aunado a ello, se oponen a brindarles las prestaciones de ley, sobre todo la de salud y se resisten a reinstalarlos, el dirigente, Gilberto Bañuelos Vázquez, informó ante medios de comunicación que será este martes cuando se manifiesten en las instalaciones del mismo Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
La intención, explicó que es exigir que obliguen a los patrones a que les reconozcan sus derechos a la salud, pues este está contenido en la misma Ley, es por eso que habrán de presionar por esa parte, para ver si así se puede lograr algún avance, reconociendo que hasta el momento los permisionarios ni si quiera se han acercado una sola vez a dialogar, a pesar de que el mismo Gobierno del Estado ha intervenido como mediador.
Pese a que no creyeron que la lucha se extendiera por mucho tiempo, hasta el momento llevan más de un mes en paro, en el que sus compañeros como la misma ciudadanía los ha apoyado para que sigan en la lucha por lo que es justo.
Con todo y que gran número de los trabajadores del volante los apoyan, comentó que no todos están dispuestos a sumarse al movimiento, el motivo es porque el dirigente de TRANSPORNAY, Ezequiel Llamas Alvarado, les ha infundido tal temor en el sentido de que serán despedidos, que los tiene “atados de pies y manos”.
Sin embargo, aclaró que esperan que si deciden llevar a cabo un paro laboral, se les unan, por completo y aunque desean no llegar a tal punto, puesto que lo que menos quieren es afectar a los usuarios, pero de no haber respuesta, advirtió que quizá este sería el siguiente paso a seguir, concluyó Gilberto Bañuelos Vázquez.

Compartir
Artículo anteriorMuere tras combate
Artículo siguienteTerrible choque