Cementos Apasco desaprovechó la oportunidad de aclarar el uso indebido de espectro para sus radiocomunicaciones internas, por lo que el IFT le impuso una sanción económica por 620 millones 294,556 pesos.

Cementos Apasco desaprovechó la oportunidad de aclarar el uso indebido de espectro para sus radiocomunicaciones internas, irregularidad de la que devino una sanción económica por 620 millones 294,556 pesos por parte del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), entidad encargada de vigilar el uso apropiado de las frecuencias radioeléctricas en México.

De acuerdo con el expediente P/IFT/110418/258, el IFT visitó en dos ocasiones a la cementera para conocer el origen físico de las comunicaciones privadas que explotaban de manera irregular una serie de frecuencias de espectro y para advertir a la compañía de los potenciales castigos por esta acción.

El IFT realizó dos visitas de verificación a las plantas de la compañía en Veracruz y dos más a la de Sonora, y dio la oportunidad de comparecencia a Cementos Apasco para que explicara y/o presentara los elementos probatorios para utilizar las frecuencias.

Cementos Apasco sí compareció ante el regulador de las telecomunicaciones mexicanas, pero no pudo argumentar la necesidad que lo llevó a utilizar indebidamente el espectro ni presentó tampoco un documento que respaldara esa explotación.

Por tanto, el IFT impuso una multa superior a los 620 millones de pesos, equivalentes al 6.01% de los ingresos conseguidos por Cementos Apasco en su ejercicio de 2016 y con base en el Artículo 298 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y radiodifusión.

La cementera explotó sin permiso los anchos de banda de los 148.7000 MHz, 150.5500 MHz, 149.2750 MHz y 1530.8000 MHz en el estado de Veracruz y en los 455.5375 MHz en Sonora.

La megamulta a Cementos Apasco, muy superior en cantidad a otras sanciones impuestas por el regulador a empresas del sector de telecomunicaciones y de radiodifusión, fue avalada por unanimidad de los seis comisionados que el 11 de abril de este año integraban el pleno del IFT.