Por La Redacción

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- La Arquidiócesis Primada de México expresó que es necesaria la reconstrucción del tejido social, sobre todo, ante la falta de confianza de la sociedad en las instituciones públicas, en especial, en aquellas responsables de “velar por la justicia y la seguridad”.
Consideró que con la alternancia en el poder, en México hay un clima de esperanza, que “podría irse a pique si no se trabaja concienzudamente en las sinergias necesarias entre gobierno, iniciativa privada y sociedad civil, que abonen a la reconstrucción del tejido social”.
Ante este panorama, la Iglesia católica, a través de su editorial Desde la Fe, urgió generar una mentalidad de rechazo a todo aquello que dañe a la sociedad.
La institución católica expresó: “(A) México le duelen los asesinatos y las desapariciones; las violaciones sistemáticas a los derechos humanos; el crimen organizado, que pervierte todas las estructuras; la corrupción y la impunidad de la clase política; la pobreza y la migración; la degradación de los valores morales, pero sobre todo, la desconfianza que ha permeado en todos los ámbitos de la sociedad y que afecta al trabajo conjunto para el desarrollo integral del país”.
Mientras que el rol de la Iglesia católica, asegura la Arquidiócesis, es empezar la reconstrucción del tejido social “por su propia casa” a través de la autocrítica y el ataque frontal a todo lo que no va de acuerdo a su misión.

Compartir
Artículo anteriorCódigo de Guerra
Artículo siguienteTiroteo en un McDonald’s