* Las de los márgenes del río Mololoa y las de Palmar de Cuautla

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Martes 31 de julio del 2018.- Colocarán sellos en aquellas viviendas que están en riesgo de colapso durante el temporal de lluvias ubicadas en las márgenes del río Mololoa y la comunidad de Palmar de Cuautla, municipio de Santiago Ixcuintla.
Hasta el momento, no existe un número exacto de estas casas en riesgo debido a que las autoridades se reunirán la próxima semana para determinar cuáles representan peligro a las familias que las habitan.
El encargado de Protección Civil estatal, César Guzmán informó que hay otras viviendas aledañas a algunos cerros en la capital nayarita que también corren peligro de sufrir pérdidas por los deslaves que pudieran provocar las fuertes precipitaciones.
Pero la colocación de estos sellos se llevará a cabo hasta la próxima semana dado a que aún no culminan los dictámenes donde se estipule el grado de peligrosidad y la cuantificación de las viviendas.
La dependencia de Protección Civil será “estricta” con aquellos ciudadanos que ignoran las medidas de protección civil porque muchos se niegan a ser reubicados por su seguridad y al rato, se lamentan por las pérdidas de sus bienes e inmuebles.
En el caso de Palmar de Cuautla, indicó que es una de las zonas de riesgo donde se tienen avances para reubicar a los habitantes de al menos cuatro colonias aunque hasta el momento, no se determina el número exacto.
La Secretaría de Obras Públicas, la Comisión Estatal del Agua (CEA) y el Instituto Promotor de la Vivienda en Nayarit (Iprovinay) además de Protección Civil trabajan de forma conjunta para dotar de terreno o viviendas a las familias asentadas en las zonas de riesgo de los lugares antes señalados.
“Desde hace muchos años, hemos visto en medios nacionales que Palmar de Cuautla ha sido consumido por el agua, se han consumido carreteras que se ha tragado el agua porque la naturaleza busca su espacio invadido por los humanos”, indicó el funcionario.
Además, se tiene listo un albergue en caso de una situación de emergencia durante el actual temporal de lluvias.