* Saldo: Al menos una decena de muertos y 40 heridos.

México. Domingo 13 de mayo del 2018.- Agencias/ Seis miembros de una familia, un matrimonio y sus cuatro hijos –entre ellos niños y adolescentes- han perpetrado este domingo un triple atentado contra sendas iglesias cristianas de Surabaya, la segunda ciudad más grande de Indonesia. Los ataques han causado 13 muertos y alrededor de 40 heridos. El ISIS ha asumido la autoría del atentado, el peor de los perpetrados por este grupo yihadista en el país con más musulmanes del mundo.
El jefe de la policía nacional indonesia, Tito Karnavian, ha informado de que fueron ataques suicidas cometidos de forma casi simultánea durante la misa del domingo en tres templos religiosos de Surabaya: una iglesia católica, una pentecostal y otra protestante. Según las investigaciones policiales, el padre llevaba la mayor carga de explosivos en un coche bomba, que hizo estallar en la iglesia pentecostal. Los dos hijos varones, de 16 y 18 años, utilizaron una motocicleta para atentar contra un vecino templo católico. Y la madre y sus dos hijas cometieron el ataque en otra iglesia protestante cercana.
“Antes de dirigirse a la iglesia pentecostal de Surabaya, el padre llevó a su destino a su mujer y a sus hijas de entre 9 y 12 años”, indicó Tito. La policía aseguró que la familia está entre los 500 simpatizantes indonesios del Estado Islámico que viajaron a Siria y han regresado a su país, informa Reuters.
Las primeras investigaciones policiales señalan a un grupo yihadista local afín al Estado Islámico, Jemaah Ansharut Daula (JAD), como responsable del ataque. Un portavoz de la agencia de inteligencia de Indonesia, Wawan Purwanto, indicó la posibilidad de que estén ligados a otro incidente ocurrido el pasado martes, cuando un grupo de presos mató a cinco policías durante un motín con rehenes en una cárcel de máxima seguridad al sur de la capital, Yakarta. El ataque duró cerca de 36 horas y en él también murió uno de los reos, un terrorista convicto.
Como en esta ocasión, el ISIS asumió la autoría del triple ataque. El grupo terrorista divulgó este domingo un comunicado a través de su agencia de propaganda, Amaq, en el que se adjudica el atentado, que sería el peor perpetrado por el Estado Islámico en este país desde su primer ataque, en enero de 2016. Cuatro civiles murieron entonces en una serie de explosiones y disparos en el corazón de la capital, Yakarta.
Desde una de las iglesias atacadas, el presidente indonesio, Joko Widodo, describió este domingo los ataques como “una barbarie” y urgió a la policía a que “investigue y desmantele las redes de los perpetradores”.
Las fuerzas de seguridad de Indonesia, un país de tradición musulmana moderada donde se han advertido ciertos signos de radicalización en los últimos años, ya alertaron en 2017 de que hay “células de ISIS durmientes en casi todas las provincias del país”, a raíz de que el sureste asiático decretara un nivel máximo de alerta terrorista debido a la toma de Marawi (al sur de Filipinas) por grupos afines al Estado Islámico. Una alerta que expertos pronosticaron que aumentaría a medida que combatientes del sureste asiático regresaran a la zona ante las derrotas del ISIS en Siria e Irak. El Instituto Lowy calcula que se trata de alrededor de 900.

Compartir
Artículo anteriorPide se investigue a Aurelio Nuño
Artículo siguienteColgado