Encumbrados panistas aseguran que a Ricardo Anaya ya se le acabó el tiempo y será derrotado por López Obrador

Por Álvaro Delgado
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A poco más de un mes de las elecciones, militantes del Partido Acción Nacional (PAN) empiezan a levantar la voz sobre la inminente derrota del candidato presidencial Ricardo Anaya ante Andrés Manuel López Obrador.
El excanciller Luis Ernesto Derbez, quien buscó ser candidato presidencial del PAN, declaró que Anaya Cortés desperdició la oportunidad en el segundo debate de convencer y ya se le acabó el tiempo.
“Yo creo que se desperdició una gran oportunidad para convencer (…) le quedan 30 días, ya no hay tiempo”, declaró Derbez al portal ADNPolítico.
Canciller en el sexenio de Vicente Fox, Luis Ernesto Derbez pidió a los panistas “ser realistas con la situación” y reconocer que Anaya debió arriesgar más en el debate y no asumir posiciones “populistas”, como subir el salario.
“Tuvo que haberse arriesgado muchísimo más, haber hecho propuestas mucho más audaces (…) no salir con obviedades como ‘yo también quiero subir el salario mínimo’. Francamente creo que es una pérdida tremenda de tiempo. No escucha nada, no dice nada y, desde luego, da un poco de populismo que no deberíamos estar en este momento haciendo”, expuso Derbez, quien atribuye el problema a los asesores de Anaya y a su coordinador estratégico, Jorge G. Castañeda.
“Creo que parte del problema es que él tiene como su estratega central a Jorge Castañeda. Entonces, supongo que Jorge le dirá alguna cosa. No sé muy bien qué le estará diciendo, pero eso es lo que yo supongo”, declaró a ADNPolítico.
Por su parte, el senador panista Francisco Búrquez emitió, ayer miércoles, un mensaje en su cuenta de Twitter sobre la inminente derrota de Anaya, candidato de la coalición Por México al frente que integran también los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC).
“Si Ricardo Anaya no hace nada extraordinario para reencauzar su estrategia, Amlo no va a ganar, el PAN va a perder”, escribió.