Está a la deriva su funcionamiento por culpa de pleitos estériles

Por: Víctor Trejo Olmos 

Bahía de Banderas, Nayarit.  Martes 19 de noviembre del 2019.- A pesar de haber sido resguardadas las instalaciones de la planta de tratamiento de Sayulita, familiares y allegados a Lázaro “N” y Rodrigo Peña Ramos, impiden a las autoridades realizar la revisión del inmueble. 

Las primeras horas de este domingo 17 de noviembre un grupo de agentes de la división de Investigación Criminal de la Fiscalía Nayarit, aseguró la planta de tratamiento de Sayulita, sitiado por allegadas a Lázaro “N”, y Rodrigo Peña Ramos. 

Al mediodía del domingo, al lugar arribó el representante legal del Consejo de Agua Potable y Alcantarillado de Sayulita (CAPAS) y presentó un amparo federal en contra actos de la Junta Directiva del Oromapas a favor de Lázaro “N”, quien atraviesa por un proceso penal por el presunto delito de despojo de inmuebles de servicio público, por lo que a los vecinos se les informó que la actuación de la Fiscalía se fundó en recuperar el edificio que fue tomado presumiblemente de manera ilegal por Lázaro “N” el 19 de junio de 2019.

Ante el jaloneo nuevamente se optó por omitir la revisión del estado de las instalaciones de saneamiento de las aguas residuales de Sayulita, quedando a la deriva su funcionamiento. 

De mantenerse esta estira y  afloja en la aplicación de la ley, se corre riesgo de que en los levantamientos para el muestreo de las aguas Sayulita resulte con altos índices de enterococos ante la inexistente operación del conjunto de saneamiento.