Les congeló sus cuentas bancarias

Por: Víctor Trejo Olmos 

Bahía de Banderas, Nayarit.  Jueves 27 de noviembre del 2019.- Por no acreditar el supuesto robo de la playa en San Pancho, juez congela cuentas bancarias de ecologistas y diputado local para responder al daño económico causado en contra de la empresa Punta Paraíso.

De acuerdo al expediente 487/2019 asentado en el Juzgado Cuarto del Estado de Jalisco, el desarrollador recurrió ante las autoridades judiciales para demandar a los activistas Eric Saracho, Elvia García, Indalecio Sánchez y al Diputado Local Ismael Duñals por la serie de publicaciones realizadas en medios impresos, radio y redes sociales sobre el supuesto robo de la playa de San Pancho y los presuntos daños al entorno ecológico. 

Dicha campaña de desprestigio tuvo sus efectos en la caída de sus ventas y contratos que la empresa estaba por cerrar con los interesados. 

En voz de Carlos Lemmus, representante de Punta Paraíso, señaló no estar en desacuerdo con la exposición de las dudas y demandas sin embargo está campaña llegó al grado de convertirse en acoso el cual llegaba a sus puntos álgidos cuando llegaban los períodos vacacionales. 

“Somos el desarrollo más inspeccionado por las autoridades de los tres niveles de gobierno. No sólo con cumplir con los requisitos que nos marca la ley, llevamos los expedientes al Senado de la República en el pasado período y el actual, a la Cámara de Diputados y al Congreso Local. Nunca tuvimos nada que esconder, al contrario siempre hemos estado dispuestos a presentar la documentación que sea necesaria ante las autoridades que así lo exijan”. 

Aclaró que la decisión de llevar el asunto legal en otro estado está vinculado a la estrategia del área legal de la empresa sin embargo señaló que también pudiera ser por la parcialidad de las autoridades Nayaritas mostradas hacia el tema, en particular, por las representaciones federales las cuales por presión y hostigamiento de los hoy demandados  los obligaban a proceder por asuntos ya juzgados, revisados e inspeccionados por al menos 6 ocasiones. 

Ahora para que vuelvan a tener acceso a sus cuentas bancarias deberán presentar las pruebas en las que acrediten el presunto robo de la playa y los daños al entorno, algo que durante más de 30 meses han evadido presentar.