* Tras inédito hackeo al SPEI

Por La Redacción

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tras reconocer que las incidencias que registraron algunos bancos en días pasados sí se debieron a un ciberataque, el Banco de México (Banxico) creó una nueva dirección de Ciberseguridad que, además de fortalecer la seguridad de la información que gestiona, elaborará las disposiciones aplicables en esta materia a los intermediarios financieros.

Dicha dirección tendrá acceso a cualquier tipo de información del Banxico ya sea reservada o clasificada, así como a todas las áreas y sistemas. Dicho acceso no aplicará a la información relativa sobre declaración de situación patrimonial de servidores públicos del Banxico, ni a la referente a los procesos y procedimientos de los servidores.

Los expedientes médicos de los servidores públicos y pensionados del Banco central, así como sus derechohabientes, solo podrán consultarse con autorización previa y por escrito del Gobernador, según se puntualiza en las atribuciones que tendrá la nueva dirección de Ciberseguridad.

Tras el ciberataque detectado en el aplicativo de conexión de algunas instituciones financieras con el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), el Banxico dio a conocer reformas a su reglamento interior que incluyen modificaciones en su organigrama que conforman las unidades para el desempeño de las funciones encomendadas al gobernador central.

La nueva dirección de Ciberseguridad dependerá junto con la coordinación de la Información y de Sistemas, y la gerencia de seguridad de Tecnologías de la Información, de la dirección general de Tecnologías de la Información del Banxico, a cargo actualmente de Octavio Bergés Bastida.

No hay certeza de afectación económica

Respecto a las posibles afectaciones económicas del ciberataque, el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, afirmó que no se puede afirmar o desmentir si realmente la hubo, pero de ser así, sería “baja y reducida”.

-En audioconferencias, entrevistas y comunicados, el Banxico y la Asociación de Bancos de México (ABM) presidida por Marcos Martínez, aseguraron que el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) sí fue objeto de un ciberataque pero que ha sido identificado, contenido y “mitigado”, además de que se emitieron medidas para que los afectados puedan disponer de su dinero de manera segura.