Según la organización Semáforo Delictivo Nayarit presenta un aumento del 386 por ciento en ejecuciones en el primer trimestre del 2018

Por: Arcelia García Ortega
Tepic, Nayarit.- Jueves 26 de Abril del 2018.- Nayarit encabeza lamentablemente, según la organización Semáforo Delictivo, el incremento bestial más alto de homicidios en todo el país con un 386%, de acuerdo a los resultados arrojados del primer trimestre del 2018. Nuestro estado, de según ser uno de los estados más seguros, en lo que va de la presente administración pasó a ser el que más homicidios registra.
La organización señala que alrededor del 75% por ciento de esas víctimas son producto de ejecuciones del crimen organizado.
El estado de Quintana Roo es el segundo estado con más incremento de homicidios con el 134%, y si en Nayarit es del 386%, lo que vemos en esta cifra es el alarmante nivel de violencia que azota nuestro estado.
Semáforo delictivo resaltó en sus conclusiones que los gobiernos que aceptan y discuten sus problemas con valentía, los resuelven; los que lo niegan, oculta o minimizan, los empeoran”.
El enfoque, señaló, debe ser “a sistemas, no a personas, ya que el éxito de un programa no depende de una persona, sino de un sistema y enfoque integral en donde no se oculte la verdadera situación que se padece.
Esto quiere decir, que todos los actores políticos, poderes del estado y la sociedad en su conjunto, tienen que entrarle al problema de violencia en forma integral, no es cosa de echarse “la bolita” unos a otros y dedicarse a hablar del pasado.
Lo primero que debe de haber en el estado, es reconocer la grave problemática que se tiene enfrente y trabajar de manera coordinada para encontrar una solución definitiva, no es posible que cada ente trabaje por su lado, así jamás tendremos resultados.
Además, no se ha hecho nada por sanear las instituciones públicas plagadas de corrupción ni tampoco por responder cabalmente con mejor equipo y prestaciones a los agentes policiacos tanto municipales como estatales. Aunado a ello, la Fiscalía, no se sabe por qué motivos, mantiene en sus filas a peligrosos sujetos cómplices del nefasto gobierno de Roberto Sandoval Castañeda y Edgar Veytia, preso en Estados Unidos acusado de narcotráfico.
La pregunta que se hace la sociedad nayarita es, ¿por qué los siguen tolerando, hay acaso algún acuerdo oscuro entre el ex gobernador Roberto Sandoval Castañeda y la presente administración?.
Diversos sectores señalan que de ser ciertas estas versiones, se teme que la cruenta violencia que azota el estado no culmine en los 4 años de gobierno.
Estamos en Nayarit frente a una realidad que lastima y que preocupa, porque la inseguridad pega y fuerte, principalmente en el sector económico.
Si primero no se combate la inseguridad los demás rubros difícilmente podrán avanzar, es una ardua tarea que tienen todas las instituciones, organismos y representantes populares que ya no es posible aplazar, de por sí somos una entidad rezagada y pobre, con la violencia alcanzada seguros estamos de que seguiremos retrocediendo.
Se ha hecho muy poco para prevenir el delito, sólo se anunciaron programas y acciones que no vemos en las colonias de Tepic y en los municipios del estado. Existe mucha gente ociosa en la burocracia que podrían destinarla a diversas actividades para activar la cultura, el entretenimiento y el deporte en Nayarit.
Además, si continúan los saqueos de las arcas públicas en dependencias y gobiernos, la pobreza seguirá aumentando y con ello la delincuencia.
El auge de la delincuencia está intrínsecamente asociado a los niveles de pobreza. A mayores niveles de pobreza y marginalidad, mayores niveles de asaltos, robos, atracos, ratería, crímenes y demás delitos. Para combatir la delincuencia hay que combatir la pobreza, y para combatir la pobreza, hay que parar la corrupción y castigar a los corrupto