La obra de Texcoco actualmente ya lleva un retraso, y eso es un factor de incertidumbre grave, sentenció Ebrard a empresarios del Consejo Empresarial de América Latina.

La razón de cancelar la construcción del aeropuerto de Texcoco está relacionada con dar a las finanzas públicas un respiro, mantener la obra habría significado un “factor de incertidumbre” mayor tiempo de inversión que ni siquiera se habría terminado en el próximo sexenio.

Así respondió a empresarios del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL) Marcelo Ebrard, nombrado por Andrés Manuel López Obrador como próximo secretario de Relaciones Exteriores, quienes cuestionaron la decisión de cancelar la construcción del aeropuerto.

Ahí, dijo “¿por qué se tomó esa decisión?, ¿es ideológico o una ocurrencia o por qué no al proyecto de Texcoco?, es una inversión que requeriría más tiempo; actualmente ya lleva un retraso, y eso es un factor de incertidumbre grave, y no se desconocerán los acuerdos financieros, jurídicos o legales”, sentenció Ebrard.