El presidente Donald Trump denunció este lunes a la caravana de migrantes procedentes de Centroamérica como una “invasión” compuesta por muchos “pandilleros” y dijo que el ejercito estadunidense los espera en la frontera.

“Muchos pandilleros y algunas muy malas personas están mezcladas en la Caravana que se encamina a nuestra frontera sur. Por favor regresen, no van a ser admitidos a los Estados Unidos a menos que pasen por el proceso legal”, escribió en Twitter.

“Esta es una invasión a nuestro país y nuestros militares los están esperando”, remató.

El secretario de Defensa James Mattis anunció el viernes la aprobación de la solicitud del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para el despliegue de tropas a la frontera con México en apoyo a las autoridades migratorias.

Las tropas, que serán enviadas a raíz de la caravana de migrantes centroamericanos que se encaminan a Estados Unidos, ofrecerán asistencia en planeación, así como con ingeniería, en tareas como el levantamiento de barreras temporales, barricadas y rejas,

Igualmente pondrán a disposición de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) aviones y helicópteros para el transporte de personal, traslado de pacientes, instalaciones de comando y control, así como la construcción de albergues temporales y equipo de protección a agentes.

Mattis determinó que el Comando Norte tendrá a su cargo la conducción de los operativos del Pentágono.

Los Departamentos de Defensa y Seguridad Nacional no precisaron ni el número de tropas, ni la zona de despliegue ni la fecha del inicio de la operación.

Sin embargo funcionarios federales dijeron este lunes a medios informativos que serán 5 mil tropas desplegadas en Texas, California y Arizona. Serán complementarios a la Operación Guardián, a través de la cual se enviaron 2 mil 100 guardias nacionales en abril pasado.

Bajo la ley estadounidenses Posse Comitatus, del siglo XIX, las tropas estadounidenses no pueden involucrarse en tareas de cumplimiento de la ley dentro del territorio de Estados Unidos, incluidas detenciones, toda vez que son tareas que corresponden a las autoridades civiles.