“Vamos a arrancar. Lo importante es que se inicie y que haya los logros que la gente está esperando”, señaló Cuauhtémoc Cárdenas

Por La Redacción
CIUDAD DE MÉXICO (apro).-
Después del distanciamiento político que había entre Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador, el primero aseguró que “acompaña” el proyecto de gobierno del virtual presidente electo, su “amigo” y lo felicitó por su triunfo el pasado 1 de julio.
-¿Le gustaría sumarse al proyecto del presidente electo?, preguntó la prensa a Cárdenas Solórzano, durante los escasos minutos que él y el tabasqueño se acercaron a las rejas de la casa de campaña de éste en la colonia Roma, donde se reunieron esta mañana, antes de que el primero se reuniera con el presidente Enrique Peña Nieto.
-Pues estamos acompañándolo, respondió el michoacano sin más detalle.
De inmediato, López Obrador añadió:
-Ya está acompañándonos, como siempre. Y es un honor para nosotros contar con el apoyo del ingeniero Cárdenas.
Al término de la reunión, ambos políticos ofrecieron algunos minutos a la prensa que hace guardia afuera del búnker del fundador de Morena.
El primero en hablar fue el ganador de la contienda del pasado domingo 1 de julio:
“El ingeniero Cárdenas, como otros dirigentes sociales, políticos, fueron los precursores de este movimiento. Y gracias a ellos y a muchos otros mexicanos se logró este triunfo para iniciar la cuarta transformación de la vida pública de México. Nos dio mucho gusto platicar ahora con el ingeniero. Ese fue el motivo de la entrevista”.
-¿Lo va a invitar al gabinete?
Cárdenas soltó una sonrisa espontánea, como pocas veces se le ha visto.
-Ese es otro asunto, reviró López Obrador.
-¿Ingeniero, cuál es su conclusión de la elección?
-Saludar aquí al amigo, felicitarlo y desear que esto sea efectivamente un cambio positivo para nuestro país.
La prensa también preguntó al excandidato presidencial su opinión sobre los 30 años que tardó la transformación del país, a lo que Cuauhtémoc Cárdenas respondió: “Vamos a arrancar. Lo importante es que se inicie y que haya los logros que la gente está esperando”.
Después de las breves declaraciones, Cárdenas se retiró del lugar acompañado de sus hijos Cuauhtémoc y Lázaro.
El distanciamiento político entre Cárdenas y López Obrador data de finales del año 2000, cuando el tabasqueño sucedió al michoacano en la jefatura de gobierno, pero no lo incluyó en su gabinete. En el 2005, durante el proceso del desafuero, Cárdenas no manifestó apoyo hacia López Obrador. Tampoco lo hizo cuando éste instaló el plantón en el Paseo de la Reforma en protesta por el fraude electoral que le dio el triunfo a Felipe Calderón.
A finales del 2011, hubo un acercamiento con la firma del llamado Pacto de Unidad en el que suscribieron sus propuestas para transformar la vida política del país.
En la administración de Miguel Ángel Mancera en la Ciudad de México -político con quien López Obrador también marcó sus diferencias y criticó su gestión-, Cárdenas aceptó ser el encargado de Asuntos Internacionales.
El pasado 28 de mayo, en plena contienda electoral, el llamado líder moral del PRD -partido al que renunció en 2014- ablandó su posición al afirmar que votaría por el candidato de Juntos haremos historia si se comprometía a revertir la reforma energética.