*El penal federal es un foco de contaminación para el entorno ecológico, denuncian vecinos

Por Verónica Ramírez
Tepic, Nayarit; Miércoles 10 de Enero de 2018.- Imparable el foco de contaminación del Cefereso El Rincón que vierte desde hace 10 años sus pestilentes aguas negras al arroyo Las Truchas que pone en riesgo mortal a los habitantes de la comunidad indígena Cerro de los Tigres, municipio de Tepic.
Se ha convertido en un problema de salud pública ignorado por las 3 instancias de gobierno y las mismas autoridades penitenciarias que poco o nada han hecho para resolverlo.
Por más de una década, los pobladores han soportado las asquerosas aguas provenientes del drenaje de este penal federal de alta seguridad que van a parar al afluente utilizado para abastecer del vital líquido a esta comunidad, denunció Alicia Carrillo Castro, representante de los Antorchistas de este pueblo.
“El drenaje sigue contaminado, no podemos usar el agua, tiene ya diez años” e incluso les informaron que el drenaje iba a ser cambiado para no afectarlos pero fueron puras promesas.
El agua cristalina y apta para consumo forma parte de la historia de esta comunidad, los niños sólo conocen el apestoso líquido, el cual tienen prohibido tocar porque les causa escozor en la piel.
Los afectados alzan la voz para que las autoridades resuelvan este problema que ha causado graves enfermedades entre los niños y adultos mayores, lo peor del caso es que se acerca el periodo de secas, época en que el agua escasea.
“En el mes de mayo no hay agua, y utilizábamos el río para lavar la ropa, bañarnos e ingerirla pero ya no podemos hacerlo, ni siquiera lavarnos las manos porque está contaminado”.
Ha sido un peregrinar de los indígenas de autoridad en autoridad pero son ignorados completamente e incluso, ha sido tal el descaro de algunas dependencias que les indican utilizar las aguas hediondas, llena de estiércol y con miles de bacterias que afectan la salud del ser humano para el riego de cultivos.
“Nos indican que la usemos para el riego que hasta de abono sirve pero las plantas se secan, ya lo calamos y fue un fracaso”, recalcó Carrillo Castro.
Tanto la Comisión Nacional del Agua como el Ayuntamiento de Tepic y las mismas autoridades penitenciarias ignoran este problema convirtiéndose en cómplices de este ecocidio ya que a todas luces se violan las normas del medio ambiente.