.Ante la criminal inacción para combatir la violencia, por parte del Gobernador, Antonio
Echevarría, muchos nayaritas morirán por falta de atención médica

Por: Verónica Ramírez
Tepic, Nayarit.- Miércoles 10 de octubre del 2018.- A consecuencia del clima de
inseguridad, robos y violación de la que son objetos los jóvenes pasantes de la carrera de
medicina, éstos ya no podrán hacerse responsables de las clínicas rurales del país.
Esto provocará que al menos cien clínicas del sector salud en Nayarit permanezcan
cerradas, sin servicio a la ciudadanía, una vez que se eche a andar esta disposición nacional,
reconoció el Secretario de Salud, Carlos Adrian Cervantes Abrego.
“La inseguridad, la muerte desafortunada de algunos pasantes, la violencia, el robo, la
violación incluso, abrir la unidad médica y sacarlos a los pasantes, eso propició que
educación nacional que depende de la Secretaría de Salud junto con las universidades
emitieran un comunicado donde ya no van a permitir que los pasantes estén en esas
unidades como titulares”.
Desgraciadamente a raíz de sucesos violentos se tomó la determinación entre universidades
y autoridad por lo que se viene un problemón para el Estado, ya que los jóvenes médicos
pasantes ya no van a poder estar solos en las clínicas de los municipios debido a la
inseguridad.
Y es que gran parte de las clínicas rurales t están bajo la responsabilidad de jóvenes
enviados a realizar su servicio social como médicos pasantes, quienes se enfrenta a una
serie de infortunios durante el año que dura su pasantía.
“Son alrededor de cien unidades médicas que no vamos a poder aperturar porque estaban
cubiertas por los pasantes”,
Desde hace meses, los pasantes médicos han sido asesinados, amenazado y atacados
sexualmente por los propios pobladores, pacientes y el mismo crimen organizado quienes
sacan a los pasantes de forma violenta para que atiendan a los sicarios heridos.
De inmediato viene a la mente, el caso de una médico pasante de 25 años violada y
golpeada salvajemente mientras realizaba su servicio social en el centro de salud de la
comunidad El Macho, municipio de Tecuala, ocurrido en el 2012 y aunque ya pasó mucho
tiempo de aquel trágico incidente, el riesgo para los pasantes continúa latente pues las
clínicas que se ubican en los municipios serranos o en rancherías de la zona norte siguen
siendo atendidas por jóvenes pasantes de 22 años o más.

La crisis persiste en el sector salud de la entidad, el titular del área ya tiene listo un
portafolio lleno de propuestas y peticiones para plantearlo al gobierno que arrancará
funciones el próximo primero de enero.
“Yo llevo todas las propuestas y las necesidades de personal al presidente electo Andrés
Manuel y al Secretario de Salud Federal para recibir su apoyo, nosotros vamos a decirle la
verdad como estamos y yo creo que merecemos que nos ayuden”.
Tienen la documentación a la mano para presentar la serie de carencias que existe en el
sector salud de la entidad y la cita la tendrán de un momento a otro, se antes de la toma de
posesión del presidente electo.
¿Y entonces, en qué papel queda el Secretario de Seguridad Pública, Jorge Benito
Rodríguez?, ¿Para qué sirve el Gobierno Estatal?, se pregunta la ciudadanía.
No hay que olvidar que la principal función de un gobierno, sea estatal, municipal, o
federal, es brindarle seguridad a sus gobernados, por eso, hay presupuesto para pagarle a
los más de mil 200 policías estatales que tiene la entidad, a los 700 policías municipales, de
los cuales por cierto, una gran parte, está asignado, como guaruras de funcionarios, esposas
e hijos; y también hay más de mil 200 elementos de la terceava zona militar que
desgraciadamente no están enfocados en brindarle seguridad a los nayaritas, a eso se debe
que más de 100 unidades médicas vayan a cerrar sus puertas.