*El Congreso llamará a cuentas al Fiscal y al Secretario de Seguridad Pública

Por Homobono Pérez Pereyda

Tepic, Nayarit; Lunes 22 de Enero de 2017.- El presidente del Congreso del Estado Leopoldo Domínguez González confirmó que se citará a comparecer ante la XXXII legislatura al fiscal Petronilo Díaz Ponce y al secretario de seguridad pública Javier Herrera Valles para que informen los resultados que en materia de seguridad se han logrado en lo que va de la actual administración gubernamental.
“Queremos escuchar de viva voz a los responsables en este caso al secretario de seguridad publica y al propio fiscal para ver cuál es su opinión en ese tema, cómo se han movido los números a favor o en contra de la incidencia delictiva”, indicó.
Añadió que actualmente se encuentra en dialogo con los legisladores integrantes de las comisiones de justicia y derechos humanos y la de seguridad pública para definir la fecha y los términos en que ambos funcionarios comparecerían.
“El compromiso inicial es que en esta misma semana, puede ser mañana (hoy) estemos sentados en un primer acercamiento con ellos para definir cuál será la ruta y cuál será el papel que juegue el congreso en este tema tan delicado”, expresó.
En opinión del también coordinador del grupo parlamentario del PAN Nayarit vive todavía momentos preocupantes en materia de inseguridad.
“Yo creo que siempre que se habla de seguridad hay preocupación, hay temor, es natural, la ciudadanía está inquieta, pero pues el gobierno está llevando a cabo acciones que me parece debieran generar certeza, tranquilidad y confianza y es uno de los temas que vamos a abordar con ellos el día de mañana”, enfatizó.
De acuerdo con la percepción ciudadana, la estrategia implementada por el Gobierno del Estado no ha servido para disminuir los índices de violencia en diversos municipios de Nayarit, principalmente la capital nayarita, donde casi a diario se reportan levantones y ejecuciones.
Tal sólo este pasado fin de semana se registro la ejecución de un joven miembro de una conocida familia de comerciantes del ramo de la joyería, identificado como Luis Carlos López Ramírez, de apenas 22 años de edad.
El muchacho fue levantado el domingo por la madrugada al salir del antro conocido como Rabitt, ubicado por la avenida Jacarandas, por varios sujetos armados.
Horas después el joven fue localizado muerto, con varios impactos de bala y huellas de tortura, en la calle Tabaqueros de la colonia Obrera.
Su muerte ha causado indignación en diversos sectores de la sociedad y hasta el momento las autoridades han guardado silencio ante las exigencias de justicia.
Este joven es solo una víctima mas de las poco más de 300 ejecuciones e igual número de levantones que se han reportado en lo que va del actual gobierno que encabeza el empresario Antonio Echevarría García.