* Personal en riesgo de morir aplastados

Por: Verónica Ramírez
Tepic, Nayarit.- Miércoles 13 de junio del 2018.- Se cae a pedazos la Fiscalía General de Nayarit, la cimentación tronó, el piso se levantó, y el pánico cundió en cada una de las oficinas del viejo edificio que fue construido hace 20 años, por lo que de inmediato, se dio la orden para desalojar al personal de la institución.
Quien dio el grito de alarma fue Zaira, la secretaria del despacho de Fiscal, luego de escuchar el “tronido” de las lozas y observar algunas grietas.
La tensión corrió entre el personal que atónitos miraban el piso resquebrajado, los rumores circularon entorno a que todo el edificio está para llorar, por lo que fueron a refugiarse a la explanada del lugar donde permanecieron más de 2 horas, mientras expertos de la Secretaría de Obras Públicas y Protección Civil quienes realizaban las condiciones del edificio.
Luego de la evaluación estructural, el Fiscal General del Estado, Petronilo Díaz Ponce salió junto con los especialistas a anunciar que no había riesgo de colapso en el inmueble que alberga a más de mil trabajadores y personas que acuden a resolver algún problema legal.
Explicó que desde hace tres meses, Protección Civil, le advirtió sobre las afectaciones en la cimentación producto de una mala construcción y un pozo artesano de agua que corre debajo del edificio.
Para ello, SOP ya elaboró un proyecto ejecutivo que contempla las acciones a emprender con el fin evitar una tragedia.
Por su parte, el director de Proyectos de SOP, José Antonio Gutiérrez Sandoval, subrayó que el edificio fue mal construido, no se siguió la normatividad y presenta severos problemas en la cimentación al edificarse sobre material expansivo y de arcilla. Derivado de eso, ahora se viven las consecuencias de la mala construcción.
Sin embargo, resaltó que pese a la débil cimentación, la estructura se encuentra en buenas condiciones, es decir, está sano de paredes y columnas por lo que no existe peligro para el personal que labora en la Fiscalía.
Eso sí, el especialista Gutiérrez Sandoval dejó muy claro que el inmueble no resistiría un temblor de 5 grados o más en la escala de Richter
Tras la explicación, Díaz Ponce indicó que se harán las gestiones correspondientes para obtener el dinero e iniciar las reparaciones de forma inmediata. Si bien, se desconoce el monto total a invertir en los trabajos de rehabilitación, son varios millones de pesos.
“De acuerdo a los especialistas podemos regresar al edificio a las labores normales y una vez que vengan las reparaciones, se harán por módulos”, es decir, por partes y el personal tendrá que cambiarse a otro sitio, mientras se cambia la cimentación.
Por lo pronto, se enfocarán en la rehabilitación del edificio y posteriormente se investigará si existen responsables de la mala construcción, evaluar jurídicamente si aún no prescribe en caso de haber delito, caso contrario, se tomarán cartas en el asunto para castigar a los responsables.
Tras las explicaciones, el personal regresó a sus áreas y el mismo gobernador del Estado, Antonio Echevarría García acudió a verificar que los trabajadores no sufrieran riesgo alguno. Además indicó que dialogará con los diputados de todas las expresiones políticas para explicarles la situación que se presenta a fin de saca recursos hasta debajo de las piedras para solucionar el problema.
Y es que aseguró que las pésimas condiciones de este edificio público, no es el único caso, también se ha detectado problemas similares en el Hospital General y algunas unidades de salud, escuelas públicas, y hasta en el mismo Palacio de Gobierno donde el techo, también se vino abajo porque nunca se les dio mantenimiento.