México. Martes 08 de mayo del 2018.- Agencias/ Países como Francia, el Reino Unido y Alemania fueron los primeros en lamentar que EE.UU. anunciara su salida del acuerdo nuclear con Irán.
El presidente de Francia, Emanuel Macron, se pronunció en nombre de su país, así como de Alemania y el Reino Unido para expresar su disconformidad con la decisión de EE.UU., porque consideran que “el sistema internacional de lucha contra la proliferación de armas nucleares está en juego”.
Asimismo, Macron anunció que continuarán las conversaciones para “lograr un acuerdo más ambicioso” que garantice la “estabilidad” en Oriente Medio. El mandatario francés había sido una de las voces más insistentes en intentar persuadir al presidente de EE.UU., Donald Trump, para que permaneciera en el tratado.
No obstante, este martes Trump dijo que abandonaría el acuerdo nuclear porque es un “trato horrible y unilateral” que “no ha traído la paz” y “nunca lo hará”. El líder estadounidense ha argumentado su decisión afirmando que, aunque Teherán cumpla las disposiciones del tratado, la República Islámica puede desarrollar armas nucleares “en poco tiempo”.
El anuncio de Trump también ha despertado inquietud en Siria, cuya Cancillería emitió un comunicado para rechazar la decisión. De igual manera ha procedido el Gobierno de Turquía, que manifestó su preocupación de que la salida de EE.UU. del pacto podría causar aún más inestabilidad y conflictos en la región, precisa HispanTv.
Entretanto, el secretario general de Naciones Unidas, AntónioGuterres, expresó su “profunda preocupación” no solo por el abandono del acuerdo por parte de Washington, sino por el anuncio de la reanudación de las sanciones unilaterales contra Teherán. El secretario general instó al resto de las partes a permanecer en el tratado porque considera que el mismo ha servido para mantener la paz y la seguridad internacionales.
“Se trata de una forma encubierta de pasarle facturas políticas a Irán”
Rusia también se ha expresado en contra de la decisión de Donald Trump. En un comunicado difundido este martes, el Ministerio de Exteriores ruso ha asegurado que Moscú está “muy preocupado” por el hecho de que Washington “una vez más actúe en contra del deseo de la mayoría de los países”, basándose “exclusivamente en sus intereses” y “violando flagrantemente el derecho internacional”.
Asimismo, la Cancillería rusa destacó que la decisión de abandonar el acuerdo nuclear “es una muestra más” de la “incapacidad” de Washington de cumplir con sus obligaciones, así como “demuestra que los reclamos estadounidenses sobre las actividades nucleares absolutamente legítimas de Irán solo son una forma encubierta de pasarle facturas políticas a Irán”.