Apostador de Cuacos

A mes y medio de que termine el ciclo escolar; por fin se comenzaron a repartir las becas en las escuelas primarias y secundarias de Nayarit. Los uniformes y útiles escolares… ¡Ya para qué! Estamos a un pasito de que termine el año escolar. Quedaron muy arraigadas las malas mañas de Roberto Sandoval; al que no le ajustaba el dinero porque tenía que gastar en la pastura y aire acondicionado de sus caballos. Aquel fulano derrochaba dinero en sus caballos, pero… ¿Cuál será el motivo del actual gobernante? ¿Será que la educación no les importa?
Puede ser esto último. Porque vemos que las autoridades educativas, tanto en los Servicios de Educación Pública del Estado de Nayarit (SEPEN), como en la Secretaría de Educación (SE); continúan procediendo como en los viejos tiempos; cuando el gobierno estatal y el federal eran la misma cosa. Cuando las autoridades educativas violaban artículos de la Función Administrativa y de la Ley General de Educación y, no pasaba nada. Hoy, los directivos de la SE y de los SEPEN siguen violando reglamentos para favorecer incondicionales.
Eso está pasando con la violación a la Ley General del Servicio Profesional Docente, en su Artículo 78, el cual menciona que todo comisionado no debe percibir sueldo; sin embargo, en la SE todavía encontramos personal comisionado al que continúan pagándole. Otro problema es la asignación de plazas por parte de la SE; donde a unos profesores se les avisa para entregarles plaza y a otros no se les convoca. En SEPEN todavía hay varios maestros a los que no se les ha entregado pago; que es por lo que cayó Margaret Moeller Porras; pero aquí no pasa nada, Toño Serrano es muy amigo del Secretario General de Gobierno.
Otra piedra en el zapato es el conflicto de la Unidad UPN-181 de Tepic; donde al interior de la Unidad, el Consejo de Unidad violó el precepto No. 4 de la Convocatoria para nombrar terna de aspirantes a ocupar la dirección de este plantel. Hasta la fecha, el conflicto no se ha resuelto porque al seno de la Unidad subsiste una maraña de intereses. También, a casi un año de publicada la Convocatoria (agosto de 2017) para el concurso de plazas de oposición, es fecha que no se hace. Y todavía hay maestros de este plantel que insisten en que les den las plazas a sus hijos, sin hacer examen de oposición. Y a como van las cosas, de que se camina como los cangrejos porque no se respetan los perfiles y se descuida la selección de personal; es muy probable que las autoridades educativas continúen reteniendo el concurso de oposición.
Lo que está pasando en la educación de Nayarit es semejante a lo ocurrido en la administración de Roberto Sandoval, ya que a dicho personaje nunca le importó la educación; lo que le interesaba era acomodar en puestos directivos a familiares y amigos. La faena de administración educativa de este gobierno es semejante a la de Sandoval, porque Toño Echevarría utilizó los mismos soldados; es decir, colocó gente del PRI en puestos directivos. No habría problema si practicaran responsabilidad y eficiencia; pero en ellos afloran las mañas y los vicios del Cartel de la Gente.
Esa es la triste realidad de la educación de Nayarit; nomás, falta que Antonio Echevarría García también piense en la fusión de los SEPEN con la SE; como la ocurrencia de los tres anteriores gobernadores, que propalaron a los cuatro vientos la fusión; pero en los hechos, nunca se hizo. Sería ideal que se diera, y también de las dos secciones sindicales (20 y 49); pero las prerrogativas de los trabajadores tendrían que igualarse. Y ahí es donde las autoridades educativas siempre le han sacado al parche.
Esquematizo esto con frases que he presentado en otros escritos. Decían los APSON en una de sus canciones famosas: “Por eso estamos como estamos, por eso nunca progresamos, y tal parece que gozamos con ver las cosas al revés; por eso estamos como estamos… y todo se hace con los pies. Es lo que está pasando en esta tierra de coras y huicholes.