Por Verónica Ramírez
Tepic, Nayarit; Lunes 12 de Febrero de 2018.- Se cumplen 8 días de huelga en las Universidades Tecnológicas de la Costa y Bahía de Banderas ante la terquedad de los rectores de ambas instituciones que se niegan a revisar el contrato contractual del sindicato.
Son más de 2 mil 500 alumnos que se han quedado sin clase a causa de este movimiento sindical quienes al demostrar su respaldo a docentes y trabajadores, ya comenzaron a recibir amenazas por parte de los directivos.
De acuerdo a la dirigente del Sindicato de Trabajadores Académico y Administrativos de las Universidades Tecnológicas del Estado de Nayarit (STAAUTN) Carmen Ibarra Castillón, las autoridades de la institución, acosan ahora a los alumnos.
“Sigue el hostigamiento, ya ahora no solo a los profesores y trabajadores sino también a los alumnos a través de llamadas telefónicas o correos personales están siendo hostigados con el fin de tener una consecuencia académicas en caso de seguir apoyando a los docentes de cada universidad”.
Los exhortan para que no sigan con el apoyo porque no es un asunto de los alumnos, sin embargo la universidad es pública y para nuestros alumnos que son adultos es de total injerencia esta situación que estamos viviendo.
Los trabajadores que mantienen las banderas rojinegras en ambas instituciones ya fueron demandados penalmente por la toma de edificios públicos y eso, no habla de la buena voluntad de parte de las autoridades para buscar una solución.
Son miles de pretextos lo que han puesto los rectores de la Costa y Bahía de Banderas, Ignacio Amaya y Oscar Valenzuela respectivamente para resolver este conflicto a tal grado de asegurar tener miedo de acudir a las instalaciones de las UT´s porque no hay las condiciones para su seguridad.
Los hueguistas solicitan la intervención del gobernador Antonio Echevarría García para que instruya a sus funcionarios a instalar una mesa del dialogo propositivo y resolutivo en Palacio de Gobierno.
“Estamos haciendo la invitación para que sea este martes a las o de la mañana en el gobierno del estado, sin cita y esperando que sea instalada la mesa de diálogo es esta la invitación que estamos externando, no solamente al rector de la UT Bahía sino también al de la Costa”.
Ambos rectores al parecer asumen que los maestros y trabajadores sólo quieren aumento de sueldo pero ese punto no es el más importante, recalca Ibarra Castillón.
“Nuestro contrato lo podemos dividir en tres grandes grupos, el primero de ellos son las prestaciones sociales que no tenemos, que están presupuestadas y que no se nos han dado desde el 2013. Por otro parte, el cumplimiento al contrato colectivo vigente y que no se nos quiten las prestaciones y derechos ya ganados”
Y el tercero, no menos importante pero que forma parte de este conjunto es efectivamente el aumento salarial, finalizó la dirigente.
En el caso de la UT de Nayarit, el estallamiento está autorizado por Conciliación y Arbitraje para el próximo 26 de febrero.