* Familiares del Rector cobran sueldos de 25 a 40 mil pesos al mes, denuncian trabajadores de la UT

Por: Servio Tulio Berumen

Tepic, Nayarit; Lunes 16 de Abril de 2018.- En tan sólo 5 cinco meses, el Rector perredista de la Universidad Tecnológica de Bahía de Banderas (UTBB), Oscar Valenzuela Sahagún, salió más vaquetón, corrupto y sinvergüenza que los funcionarios del “Cartel de la Gente”.
Ya que “valiéndole madre” las leyes, reglamentos y derechos laborales, corrió a docenas de trabajadores de base injustificadamente para meter a cobrar a las nóminas a toda su familia -tíos, primos, sobrinos, compadres, comadres, ahijados, amigos y hasta al jefe de mecánicos de su empresa particular –IGANAY, S.P.R. De R.L. De C.V.- a quienes les autorizó
unos “sueldazos” que van de los 25 hasta los 40 mil pesos y, a quienes todavía de “pilón” les asignó un vehículo oficial con gastos de gasolina, aceite y botellitas con agua.
Los hechos, fueron denunciados por los propios trabajadores de la Universidad Tecnológica, quienes al borde de la indignación, hicieron un fuerte llamado al Gobernador, Antonio Echevarría García; al Secretario de la Contraloría del Estado, Alejandro Lara y al Presidente de la Comisión de Gobierno Legislativo, Polo Domínguez, para que pongan freno a estos descarados actos de corrupción, nepotismo, peculado, fraude, conflicto de intereses y desviación de recursos públicos.
En cuanto al delito de conflicto de intereses, aseguraron que pruebas hay muchas, por ejemplo señalaron que desde que llegó el actual Rector de la UT, en noviembre del 2017, descartó del padrón de proveedores a todos los giros comerciales del área de ferretería y materiales para construcción y desde ahí empezó hacer compras millonarias únicamente y exclusivamente en la tienda de ferremateriales “Palita” de Valle de Banderas, la cual resultó ser propiedad de sus familiares, Héctor Manuel Sahagún González y Justin Sahagún.
Sin embargo, no conforme con esto, el Rector Valenzuela Sahagún, sin temor a ser castigado por cometer el delito de “Nepotismo”, tuvo la desfachatez de meter a cobrar a su sobrino, Christofer Sahagún y a su Tío, Víctor Sahagún, en el Departamento de Servicios Generales, a quienes les paga por “abajo del agua”, así como al Jefe de Mecánicos de su empresa particular, IGANAY, S.P.R. De R.L. De C.V. Ismael González, a quien le paga con recursos públicos de la UT, en lugar de pagarle de su bolsillo, y al parecer le va muy bien, ya que se le ve llegar al plantel a bordo de una camioneta “Tacoma” Color Blanca, doble cabina.
También, se dio el lujo de contratar a su compadre, Vladimir Martínez y a la prima de su esposa, Gloria Estefanía Sánchez, dentro del área administrativa de la rectoría; mientras que a su comadre, Baudelia Durán Pastrana, la puso como Jefa de Oficina del Departamento de Incubadora de Negocios y a su ahijado, Marco Antonio Contreras, como Jefe del Departamento de Prensa y Difusión; todos cobrando un “sueldazo” que va de los 25 hasta los 40 mil pesos mensuales, con carro oficial y con gastos de gasolina, aceites y botellitas con agua.
De todos los funcionarios que metió a la UT, los más cercanos al Rector de “marras”, es el Ingeniero, Héctor Santiago, Jefe del Departamento de Servicios Generales (que son uña y mugre) y la Licenciada, Gloria, los cuales son los únicos que están cobrando 45 mil pesos; más que el sueldo nominal del Secretario de Administración y Finanzas del Gobierno del Estado, Juan Luis Chumacero; más que el Secretario General de Gobierno, Aníbal Montenegro Ibarra y más que el Fiscal General del Estado, Petronilo Díaz Ponce Medrano.
Cabe señalar, que el Rector de la UT por cobardía de no dar la cara, ha estado utilizando como “carne de cañón” a su compadre, Vladimir Martínez, a Gloria Estefania Sánchez y a BaudeliaDurán, para “quitarles” de manera injustificada el empleo a los trabajadores de base, sin respetar sus derechos laborales, sin entregarles una notificación de despido y mucho menos sin darles una indemnización como lo establece la Ley.
Por último, hay que destacar, que el prepotente Rector de la UTBB, Oscar Valenzuela Sahagún, conocido entre los alumnos del plantel como “El Ranchero Chido”, es propietario de la empresa IGANAY, S.P.R. De R.L. De C.V. que se dedica a la venta y exportación de granos y semillas, entre ellas, la chía negra, por tales motivos, presume entre sus amigos que él le pagó la campaña política al Doctor, Jaime Cuevas, actual Presidente Municipal de Bahía de Banderas, quien fue el que le consiguió la Rectoría de la Universidad Tecnológica, mientras pasa el tiempo para que Jaime Cuevas, lo imponga al frente de la alcaldía de BADEBA en las próximas elecciones del 2021, ¿Será cierto, Doctor, Cuevas?.