Denuncian vecinos que existen diversas anomalías en la realización de dicha obra

Víctor Trejo Olmos
Bahía de Banderas, Nayarit; Martes 10 de Abril de 2018.- Contratista de la asociación civil Pro Sayulita se deslinda del posible riesgo sanitario que acontece en el pueblito mágico de Sayulita por la detención y negativa del Consejo de Agua del poblado, para que prosigan los trabajos de obra de saneamiento. Exhibe pagos que exigió el Oromapas por la firma del proyecto que financía la aspa un civil en beneficio del pueblo.
Ante la crítica situación sanitaria que padece esta delegación costera de Bahía de Banderas, Miguel Pérez, contratista de la obra y vecino de la localidad, aclaró la situación y culpó a Lázaro Cárdenas García, presidente del Consejo de Agua, por los daños sanitarios que ocurren y podrán suceder si la obra no concluye tal y como está programada.
“Al día de hoy, se tienen concluidas las primeras 3 etapas Gaviotas, Navarrete y el Cruce donde además de instalar tuberías nuevas también se instalaron descargas nuevas y se cancelaron algunas pluviales y clandestinas por igual. Pero desde el día 10 de Febrero del Año en curso se suspendieron los trabajos para continuar con la etapa 4 que era la Construcción del Cárcamo Nuevo, por qué? Porque simple y sencillamente el Director del Consejo de Agua de Sayulita no nos permitió el acceso ya que argumentó desconocer el Proyecto y que no se le fue tomado en cuenta a la Hora de Proyección y Ejecución”, explicó el ingeniero.
En este sentido precisó que no es desconocimiento del tema de parte de lázaro a Cárdenas, sino que aún la asociación civil Pro Sayulita no cede a sus pretensiones económicas para que permita continuar con el proyecto.
“Y es que obvio no tendría por qué premiarse a una persona que por más de 18 años se ha beneficiado de los malos manejos del Consejo. Aunado a su reacción se buscó al OROMAPAS pues como Organismo Regulador es el encargado de resolver estos casos pues el OROMAPAS tiene 100% conocimiento de la Obra que se ejecuta ya que estuvieron presentes el día del banderazo, se les entregaron los proyectos y hasta por conceptos de Supervisión a la Obra se les pago una cantidad equivalente al 2.5% del valor total de la Obra, pero aun así, hasta el día de hoy el mismo Organismo se ha visto incompetente o poco autoritario en el tema de poner orden en el Consejo de Agua de Sayulita”, apuntó el contratista.
En tanto a la pasividad del Oromapas está nació a raíz de que le pidió la asociación civil la facturación de la supervisión, ya que el director, Jesús Mercado, la había pedido por otra vía, que no se reflejará en las cuentas del organismo en pocas palabras un posible moche.