Han desviado más de 600 mil pesos de la Secretaría para presuntamente remodelar la casa de un alto funcionario federal

Por: Verónica Ramírez Tepic, Nayarit.- Martes 08 de mayo del 2018.- Funcionarios del gobierno de Toño Echevarría rehabilitan con recursos públicos una vieja propiedad ubicada en San Blas de un alto Subsecretario Federal de Turismo para pararse el cuello y tener palancas con el susodicho.
Los recursos del tres por ciento del impuesto al hospedaje son utilizados para “quedar bien” con el servidor público que presuntamente rehabilita su destartalada casa para venderla al mejor postor a un precio millonario.
Carpinteros, albañiles y demás trabajadores de la construcción reciben su pago puntualmente para que remodelen a la mayor brevedad la residencia de un poderoso funcionario federal bajo el consentimiento de servidores públicos del gobierno del estado.
Un grupo de trabajadores que por temor a represalias omiten su nombre, denunciaron esta serie de irregularidades que se dan al interior de la dependencia de Turismo donde presuntamente su titular, Eulalio Coronado y el Jefe del Fideicomiso Promotor del Turismo (FIPROTUR), Valerio Pérez andan despilfarrando este dinero para pararse el cuello con alto jefecillo a nivel nacional.
Y es que el mes de diciembre del año pasado, el Subsecretario de Turismo a nivel nacional, Rubén Gerardo Corona González realizó una gira de trabajo al municipio de San Blas, y durante el recorrido por este municipio costero, les informó a sus acompañantes que él poseía una casa en ese lugar pero estaba deteriorada y requería algunos trabajos de remodelación para poder venderla a mayor precio.
Ni tardos ni perezosos, de inmediato el Secretario de Turismo local y el titular de FIPROTUR de “aprontones”, le dijeron que ni se preocupe porque ellos se encargarían de hacer de su chocita, una gran mansión para que al venderla tuviera mayor ganancia.
Obviamente, la manita de tigre a la residencia del Subsecretario se llevó a cabo con recursos del FIPROTUR, todas las facturas del material usado y la mano de obra van a cuenta de esta área.
Los gastos hasta el momento supera el medio millón, es decir, 600 mil de pesos han sido autorizados tanto por Turismo estatal como el mencionado Fideicomiso, previo visto bueno de sus titulares que andan presumiendo que el desvío de estos recursos tiene el visto bueno “del jefe” y ni la Contraloría mucho menos, la Auditoría Superior del Estado de Nayarit (ASEN) meterán las narices en este tema.
Los indignados trabajadores hacen la denuncia pública para que el gobernador se entere de esta serie de trácalas que se efectúan al interior de la dependencia con la esperanza de que meta orden antes de que desfalquen a la Secretaría de Turismo.