*Salió igual o peor de aborazado y comesolo que su antecesor, reclaman priistas

Por Verónica Ramírez
Tepic, Nayarit; Viernes 9 de Febrero de 2018.- El nuevo dueño del PRI, Manuel Cota lleva en picada al tricolor al imponer a puros cartuchos quemados, jóvenes inexpertos, desconocidos e incondicionales, la militancia de Nayarit le reclama y exige que venga y dé la cara para que explique sus caprichitos.
Un grupo de priístas inconformes por el destino del tricolor integraron un bloque conformado por Ignacio Chito Ornelas, Efraín Arellano, Enrique Medina Lomelí y su hijo el “Papayo” Lomelí Cuevas, Eduardo Bernal Regalado, Julio Mondragón, entre otros quienes explican el por qué se integró una fórmula perdedora que participará en las elecciones federales del próximo 1 de julio.
Exigen al presidente del PRI Estatal, Enrique Díaz y a la dirigencia nacional para que convoquen al aún Senador, Manuel Cota Jiménez para que explique el por qué del procedimiento utilizado para la designación de los precandidatos nylon que contenderán por las diputaciones federales y senaduría.
“Había mejores cuadros, más competitivos”, señalan.
Que Cota venga y dé la cara a los militantes priístas que están molestos por la imposición de cartuchos quemados y jóvenes sin experiencia, que no tienen trabajo en campo pero son incondicionales del perdedor de Cota quien luego de colocar a sus alfiles en las candidaturas, se fue y dejó la olla hirviendo.
Y antes de que la dirigencia los llame ardidos, los integrantes de este bloque dejan en claro que no están inconformes porque no les dieron una candidatura, su preocupación es que van a perder por los malos cuadros seleccionados.
Pusieron el ejemplo de Hilaria Domínguez que aspiraba a ser candidata al primero pero la impusieron al tercero, donde no tiene ninguna posibilidad de triunfo, lo que ha generado un verdadero conflicto.
La vieja guardia de este partido está harta de que su partido ha sido “secuestrado” desde varios años por grupúsculos que se han beneficiado a costillas del pueblo y hundiendo la imagen del PRI ante los ojos de la ciudadanía.
Por ello, aclaran que pese a los desaires, son priístas de corazón y no piensan abandonar el barco aunque está a punto de hundirse, por el contrario están dispuestos a rescatar a su partido de mano de esta serie de secuestradores que se han apoderado de él.
Primero fue Roberto Sandoval quien con una camadilla imponía a sus amigos y hoy Manuel Cota hace lo mismo, “salió igual” que el cabecilla del cártel de la gente.
“Apuesto pesos contra tostones que si hubiera habido consulta a la base, no hubieran llegado los precandidatos que están”, afirmó Julio Mondragón.
Además, se avizora un nuevo conflicto a la hora de seleccionar a los suplentes de los candidatos porque seguramente serán más imposiciones, ya que se habla de que para cumplir las cuotas de equidad de género, se tomarán en cuenta a la esposa de, la hija de, la novia de, sin que tengan fogueo o trabajo previo.
Cada seis años hay “regalos electorales” pero es tiempo de democracia y las candidaturas deben ser para los cuadros que trabajen.
Por su parte Ignacio Ornelas, indicó que desde hace meses, se pidió a la dirigencia nacional que enviara a un delegado especial para cuidar los equilibrios, que no sea un solo grupo el que se beneficie, que las puertas del partido se abran para todas las corrientes y organizaciones hasta para la sociedad civil pero no, es al contrario, se cerraron para toda la militancia.
El PRI no tiene decisiones propias y el actual dirigente Enrique Díaz es buena persona pero es manipulado por Manuel Cota quien lo puso al frente del partido y a modo de marioneta es utilizado.
Finalmente, reclaman que antes de que sea demasiado tarde, urge la presencia de la dirigencia nacional para meter orden en el partido.