Con la participación de la sociedad y el gobierno, han logrado cumplir las metas

Víctor Trejo Olmos
Bahía de Banderas, Nayarit; Viernes 23 de Febrero de 2018.- Al cierre de la temporada de desove y liberación la Red de Campamentos tortugueros de Jalisco – Nayarit reporta avances importantes en los esfuerzos por la preservación de los quelonios. No hay reportes de las playas de San Pancho como pseudo ecologistas han pretendido vender.
De los 34 mil 205 ni dos colectados 467 mil 184 huevos fueron protegidos por los 3 campamentos Nayaritas registrados en esta importante red de conservación que hay en este lado del Pacífico Mexicano.
De nueva cuenta el mayor número de rescates ocurrió en el campamento tortuguero de Nuevo Vallarta con 384 mil 284 huevos, seguido por el de Careyeros en Punta de Mita en donde hubo un rescate de 43 mil 410 huevos de tortuga y ya por último pero con importantes esfuerzos en sus tareas de preservación está el campamento de Sayulita con 35 mil 590 huevos.
En estudios realizados por especialistas que integran esta asociación civil dedicada a la conservación observa que en destinos turísticos en crecimiento el trabajo en equipo con los desarrolladores provoca un crecimiento en la conservación de las tortugas y esto se expresa en el número de tortugas liberadas durante la temporada.
Es importante señalar que durante la temporada de desove las autoridades federales han reportado diversas detenciones de personas dedicadas al saqueo de los nidos, las cuales por desgracia sigue ejerciendo esa vieja práctica de llevar al comercio informal la venta de los huevos.
Aún y esta economía furtiva este vigente, los resultados en las tareas de conservación son importantes.
Dada la polémica surgida en San Pancho por el presunto daño a las tortugas marinas, queda claro con los datos que comparte esta red regional de la Bahía de Banderas no existen datos que hablen del trabajo de la conservación incluso los mismos os encargados de campamentos, como el de Nuevo Vallarta, han expuesto que hacen más daño quienes acampan en San Pancho que las personas que emplean la zona federal. Una vez quedó al descubierto que su interés es otro.

Compartir
Artículo anteriorDebate y propuesta
Artículo siguienteAtoran a homicida