Es acusado por el Congreso de haberse robado el aeropuerto de San Blas

El ex alcalde de San Blas tiene ya una demanda penal en su contra por corrupto

Por Verónica Ramírez
Tepic, Nayarit; Lunes 12 de Marzo de 2018.- El Congreso del estado ya lo tiene en la mira y podrían entambar al Huaristembo, Hilario Ramírez Villanueva, ex alcalde de San Blas por pasarse de listo y embolsarse 12 millones de pesos a costillas de su pueblo.
Este lunes, la Auditoria Superior del Congreso interpuso denuncia penal contra el ex edil, Hilario Ramírez, y dos de cómplices: la ex síndico Armida Silvestre Juárez y el ex secretario del Ayuntamiento, Mario Vázquez Flores, por el delito de peculado y ejercicio indebido de funciones, más lo que se acumule.
Estos hijos “pródigos” de San Blas presuntamente vendieron el terreno donde se ubicaba la aeropista de ese municipio en 12 meloncitos pese a que el avalúo estipulaba un valor superior a los 32 millones de pesos, recursos que nunca ingresaron a las arcas municipales.
El líder de la actual legislatura, Polo Domínguez, explicó que la denuncia se deriva de la venta del inmueble del ex aeropuerto de San Blas, y que al parecer, según costa en la escritura pública, ese bien fue pagado al ayuntamiento por una cantidad de 12 millones de pesos a pesar de existir un avalúo previo que hablaba de 32 millones.
Es el mismo documento público quedó asentado la entrega de un cheque con un número específico de Banamex 03 por los mismos 12 millones de pesos que de acuerdo a la información que se deriva de la auditoría practicada al ayuntamiento de San Blas, no hay registro contable de que haya ingresado a las arcas municipales.
Sobre esta misma “tranza” existe una denuncia previa interpuesta por 4 regidores en la Fiscalía General por el mismo delito.
Todo parece indicar que la transacción se ejecutó durante el pasado proceso electoral y se teme presuntamente haya sido utilizado para la compra de votos, porque de todos es conocido que le gustaba llegar tirando dinero al arribar a los eventos donde se hacía presente el mentado Layín.
“Yo esperaría, que a partir de esta denuncia la investigación pudiera darnos todas esa información, hasta este momento no lo sabemos, que si sabemos, que hubo un cheque y que ese cheque por 12 millones de pesos nunca ingreso a las arcas municipales”, subrayó Polo Domínguez.
El líder de los diputados, explicó que el avalúo catastral habla de 32 millones de pesos, es decir, si se hubiera realizado un avalúo comercial, la cantidad se disparaba considerablemente.
El encargado de la Auditoría Superior del Estado de Nayarit (ASEN), Héctor Benítez, explicó que el Cabildo de San Blas autorizó la venta de dicho terreno para liquidar algunos laudos pendientes con ex trabajadores y otras deudas que tenía el ayuntamiento, pero nada de eso se cubrió.
Además, de acuerdo a la normativa, se debió realizar una subasta del inmueble, cosa que no sucedió entre otras omisiones e inconsistencia del procedimiento de enajenación.
Será la Fiscalía General del Estado quien determine si los regidores también serán llamados a cuenta ante este despojo al pueblo de San Blas.