* Son de su hijo, pero están en juicio testamentario

Por Verificado2018

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La acusación que hizo el candidato a la Presidencia de la coalición PRI-PVEM-Panal, José Antonio Meade, respecto a los tres supuestos departamentos de Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, no inscritos en su declaración patrimonial, no es precisa.
La iniciativa Verificado 2018, de la que forma parte Proceso, encontró que si bien los inmuebles existen y ninguno figura en la declaración patrimonial que López Obrador hizo pública en abril de 2016, MeadeKuribreña no presentó los datos completos.
e trata de tres inmuebles: uno ubicado en la calle Heriberto Frías 1519, delegación Benito Juárez, y dos departamentos en los números 301 y 302 de la calle Odontología 57, delegación Coyoacán.
Según consta en el folio real 9056296 inscrito en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio, el departamento de la Benito Juárez era propiedad de su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, quien lo adquirió en 2002, cuando aún no era cónyuge del candidato.
De acuerdo con el mismo documento, la vivienda fue vendida en diciembre de 2015 a Julio Scherer, abogado de López Obrador y coordinador territorial de Morena en Veracruz, Oaxaca, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo. En ese año, la investigadora ya tenía una relación sentimental con el tabasqueño.
Respecto a los otros dos departamentos, en noviembre de 2016 el abogado del exjefe de gobierno aseguró que las propiedades habían sido transferidas a uno de sus hijos en el año 2005.
Esta información la hizo pública, luego de que, en abril de ese mismo año, el diario estadunidense The Wall Street Journal publicó una nota en la que documentó que los inmuebles no habían sido incluidos en la declaración pública de bienes del ahora candidato.
Sin embargo, de acuerdo con las actas del Registro Público de la Propiedad de la Ciudad de México con número de folio real 613504 y 613505, López Obrador aún figura como propietario de los inmuebles.
En septiembre de 2016, César Yáñez, vocero de Morena, explicó en una entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula, que el candidato presidencial aún aparecía como propietario de los dos inmuebles porque éstos se encuentran en un juicio testamentario.
Según explicó, en 2003, Rocío Beltrán, primera esposa de López Obrador, murió sin dejar testamento, por lo que la cesión de derechos de las propiedades a sus hijos está en litigio.