La F1ESTA de la velocidad se quedará tres años más en Ciudad de México, con posibilidad de extensión y sin uso de los recursos públicos gracias a la aportación de la iniciativa privada.

El Gran Premio de México se queda hasta el 2022, bajo una renovación del contrato por tres años más y con una posibilidad de extensión por dos carreras adicionales, así se confirmó esta mañana, en conferencia de prensa desde el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, en el Centro Histórico de Ciudad de México.

“El contrato que estamos anunciando hoy, mantiene a México en el calendario, en una posición de privilegio dentro de la Fórmula 1. Nos hemos ganado un lugar de cariño entre las escuderías, los pilotos, los ejecutivos y los cientos de miles de asistentes al evento”, afirmó Alejandro Soberón Kuri, presidente de Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE).

“Por invitación de la jefa de gobierno, nos sentamos a negociar y se generó un fideicomiso de inversión privada para mantener el evento la ciudad, sin ella ni hubiera sido la continuación del evento”, comentó.

“Es un honor para mí estar en Ciudad de México. Es un privilegio continuar ‘corriendo’ hasta 2022 en la Ciudad de México. El evento de México es único. Y los premios que ha ganado lo reafirman. Agradecemos el apoyo y atesoramos el interés que generó la permanencia del Gran Premio”, dijo Chase Carey, director general de la Fórmula 1.

14,000 millones de pesos, es la cifra auditada de la derrama económica que dejó la carrera del año pasado. Es un incentivo de suma importancia para la actividad económica de la ciudad y del país.

“Las personas que asisten al evento, su entusiasmo, su energía y su compromiso, hacen que este evento de México no tenga precedente. Es un privilegio regresar a México en octubre, gracias a todos los que hicieron posible el regreso del Gran Premio”, dijo Chase Carey.

El acuerdo se firmó con la presencia de la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, Alejandro Soberón Kuri, presidente de CIE, Miguel Torruco Marqués, secretario de turismo de México y Chase Kerry, Director General de F1.

“Con el apoyo de Alejandro Soberón pudimos encontrar distintas formas para asegurar que la carrera se quedara en la Ciudad. Agradezco la paciencia de la Fórmula 1 y el apoyo de los empresarios que tanto quieren a México”, dijo Sheinbaum.

La permanencia de F1 por un periodo de tres años, hasta 2022, bajo un nuevo modelo de financiamiento, sin hacer uso de recursos públicos. Se espera una derrama económica de más de 740 millones de dólares (mdd), la generación de 8,000 empleos temporales y una asistencia que supere a la de años anteriores, incluyendo visitantes nacionales y extranjeros.

Contaremos con la presencia de los mejores corredores, Hamilton, Verstappen, Vettel, pero por supuesto, nuestro corazón está con Checo Pérez. Bienvenida sea la Fórmula 1”, concluyó la jefa de gobierno.

Ayer, Sheinbaum realizó un anuncio a través de su cuenta de Twitter, en el que confirmó la continuación del magno evento automovilístico en la ciudad.

Esta vez, el regreso del Gran Premio se dará con una fuerte aportación de algunas de las empresas fuertes del país, a través de patrocinios de marcas como: Heineken, Citibanamex, GNP, Telcel, Hidrosina y Diageo.

Así, la iniciativa privada aportará el bloque de recursos que fue retirado por parte del gobierno, siguiendo las políticas de austeridad de la nueva administración.

Con este anuncio y la renovación del contrato se disipan las dudas y la incertidumbre que se generó hace unos meses, con respecto a la continuidad del Gran Premio de México, desde que Sheinbaum asumió la Jefatura de Gobierno, ya que una de sus propuestas fue reconsiderar la estancia de las carreras de la Fórmula 1.