.Desde que tomó protesta hace 7 meses nadie lo ha vuelto a ver en la UAN

Por: Servio Tulio Berumen
Tepic, Nayarit.- Miércoles 24 de enero del 2018.- Todo parece indicar, que el Contralor Interno de la UAN, Salvador Iñiguez Castillo, se encuentra “desaparecido” desde el pasado 30 de mayo del 2017; cuando tomó posesión del cargo ante el Consejo General Universitario (CGU).
Ya que desde entonces a la fecha, han pasado más de 7 meses sin que nadie lo haya vuelto a ver por la Máxima Casa de Estudios; situación que ha provocado alarma y una profunda preocupación entre la comunidad universitaria.
Ya que Iñiguez Castillo, tras ser designado como Titular del Órgano de Control Interno de la UAN, era una pieza clave para “desenmascarar” a quiénes por años han estado saqueando las arcas de este centro de estudios.
Por lo que ahora con su “desaparición”, Iñiguez Castillo, le queda a deber a los 30 mil universitarios y al pueblo de Nayarit, la lista de los “aviadores” y los resultados de las auditorías practicadas al Rector de la UAN, Ignacio Peña González, quien acaba de ser denunciado penalmente por el STUAN, ante la Fiscalía General del Estado, por su presunta responsabilidad del delito de “desviación de recursos públicos”.
Ya que hay que recordar, que Iñiguez Castillo, el día que fue electo como Contralor Interno de la UAN, advirtió a los integrantes del Consejo General Universitario, que “vigilaría la correcta aplicación de los recursos, con total independencia de la rectoría, de los tres sectores y de las unidades académicas”; situación que molesto a Peña González y a los dirigentes de los tres sectores universitarios –SPAUAN, SETUAN y FEUAN- quiénes desde ese momento, lo empezaron a ver como un potencial enemigo.
Y más, porque anunció, que en el mes de enero de 2018, se darían a conocer los resultados de las auditorías financieras, administrativas, operacionales y de evaluación de desempeño, ejerciciofiscal 2017,de las unidades académicas y dependenciasoperativas de la Rectoría Universitaria.
También, informó en aquella ocasión, que en los inicios del 2018, se darían a conocer las listas de los “aviadores”, que por años han estado cobrando millonarias cantidades de dinero en las nóminas universitarias.
Respecto al presunto saqueo que han estado cometiendo en forma permanente los dirigentes de los tres sectoresuniversitarios –SPAUAN, SETUAN y FEUAN- contra las arcas de la Máxima Casa de Estudios, Iñiguez Castillo, advirtió en su toma de protesta ante elConsejo General Universitario (CGU), que la actuación del Órgano interno de Control, creado bajo el esquema del Sistema Estatal Anticorrupción, sería “vigilar la correcta aplicación de los recursos financieros aprobados por el CGU; con una total independencia y autonomía de las unidades administrativas de la UAN, de los tres sectores, “incluyendo a la rectoría universitaria”.
Todavía se recuerdan, las famosas últimas palabras pronunciadas por el Contralor Interno de la UAN, durante la “Quinta Sesión Pública Extraordinaria” del CGU, celebrada en el Auditorio de la Unidad Académica de Contaduría y Administración:
“Lo que debemos buscar juntos es que tengamos una Universidad abierta, transparente y con rendición de cuentas, ese es mi compromiso”.
Después de aquella fecha, 30 de mayo del 2017, el Contralor Interno de la UAN, Salvador Iñiguez Castillo, “desapareció” como arte de magia, jamás ha sido visto otra vez en la Máxima Casa de Estudios.
Tan grave está el asunto, que algunos consejeros universitarios están pensando seriamente en dar parte a la Fiscalía General del Estado, para su pronta localización.
Incluso, miles de universitarios, padres de familia y pueblo en general, han estado esperando durante más de 7 meses, la “reaparición” del Contralor, Iñiguez Castillo, para que dé a conocer cuánto antes un informe detallado sobrela lista de “aviadores”, así comode los resultados de las auditorías financieras practicadas a la administración universitaria.
Ya que existe el interés general, de saber en qué se gastó el Rector de la UAN, Ignacio Peña González, los Mil 692 millones 868 mil 707 pesos, del presupuesto 2017; y a cuánto ascienden las fuertes sumas de dinero, que por concepto de prebendas, chantajes y cuchupos, le ha estado dando por “abajo del agua” y sin justificación alguna a los dirigentes de los tres sectores universitarios –SPAUAN, SETUAN y FEUAN- por el favor de que lo sigan “sosteniendo” al frente de la rectoría universitaria.