El gremio periodístico felicita al gobernador por esta decisión

Por Servio Tulio Berumen Tepic, Nayarit; Martes 27 de Febrero de 2017.- Arturo Guerrero Benítez, salió disparado como “tapón de sidra” de la Dirección de Comunicación Social del Gobierno del Estado para irse a ocupar un cargo menor, el de la Dirección General del Sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en lugar de Paloma Rivas Torres.
Según, el Secretario General de Gobierno, Aníbal Montenegro Ibarra, el “enroque” de Guerrero Benítez, se debe a que se pretende recuperar el sentido de humanidad y ayuda que se tenía en el pasado en esta noble institución.
Y Agregó, “no podemos permitirnos que una instancia como ésta, esté dando pie a conflictos pequeños y a disputas por piscachas de poder”.
En pocas palabras, la versión oficial de Montenegro Ibarra, nos confirma que Arturo Guerrero, llega a acabar con una serie de mitotes que se han desatado entre los trabajadores del DIF y la familia “real”.
Aunque, trabajadores del SUTSEM, revelaron que el cambio de Arturo Guerrero Benítez, de Prensa del Estado al DIF-Estatal, se debe al escándalo que armó la hermana de Arturo Guerrero, ya que de la noche a la mañana se convirtió en una de las principales activistas del Partido “Morena” en Nayarit, cuando el gobernador del estado, Toño Echevarría García, es 100 por ciento panista de “hueso colorado”.
Cabe señalar, que Arturo Guerrero, tiene más acercamiento con Doña Martha García, que con la esposa del gobernador, María Luisa Aguirre de Echevarría, por lo que ya se va vislumbrando hacía donde se estarán cargando los “dados” en las oficinas del DIF-Estatal.
Por último, se dijo, que Arturo Guerrero, es bueno para arreglar los “mitotes” que se dan en las oficinas públicas, esperemos que logre su cometido, porque de lo contrario quedará fuera del presupuesto antes de que se cumpla el primer año de gobierno de Antonio Echevarría García.
Cabe destacar que luego de que se dio a conocer la noticia, comenzaron a sonar pitos, silbatos y matracas en todas las redacciones de los medios de comunicación, quienes festejaron la salida del “finito” Arturo Guerrero de la oficina de prensa del Gobierno.
El festejo, según señalaron diversos periodistas, no es porque sea un pesado sangrón como siempre lo ha sido, ni por lo refinadito del funcionario, sino que se ganó a pulso el repudio de todo el gremio periodístico por haber significado un estorbo para el ejercicio de comunicación entre autoridades y sociedad mediante medios de comunicación.
No le merecieron los medios de comunicación ni siquiera la cortesía de un canal de comunicación, lo que seguramente le agradecerán con creces en su nuevo encargo.

Compartir
Artículo anteriorPánico por antidoping
Artículo siguienteUsaremos la fuerza